Este ruso vive debajo de su bar, y ha instalado un grifo en su cocina que sirve cerveza fría directamente desde su negocio

Imaginaos que un día, limpiando el desván, os encontráis una misteriosa lámpara que no sabéis de dónde ha salido. Guiándoos por vuestro instinto —y por los cuentos y películas sobre lámparas maravillosas, claro—, la frotáis y, sí, aparece un genio que os concede tres deseos. Si pudierais pedirle lo que quisierais, ¿qué sería?

Nosotros no lo tenemos nada claro, pero estamos seguros de que este hombre que os vamos a presentar a continuación sí. En realidad, a Andre, que así se llama nuestro héroe, no le ha hecho falta ningún genio para hacer realidad su sueño, que es el de cualquier amante de la cerveza —y no, no estamos hablando de este trabajo tan increíble.

Y es que Andre es el orgulloso dueño de una exitosa cervecería en el centro de Moscú, pero eso no es todo: este hombre ha hecho realidad su sueño y ha decidido conectar los grifos de su negocio con su casa, para de esta forma tener cerveza fresca a cualquier hora del día o la noche. ¡El ser humano puede ser maravilloso!

Aquí os dejamos con el vídeo de este genio ruso:



¿Qué os parece a vosotros? ¿Os gustaría contar con algo así, o parecido, en vuestras casas? Contádnoslo en los comentarios.