Este científico pierde 11 kilos en 24 horas para demostrar algo que todos debemos saber.

Muchas personas viven obsesionadas con su peso y la visita a la báscula es exagerada, intentado conseguir su peso deseado, poniendo muchas veces en peligro su salud.