Esta mujer real decidió imitar las fantásticas fotos que se hacen las famosas

Reconocedlo, vosotros también lo habéis hecho en alguna ocasión: el pecado del postureo. Todos nos hemos dejado seducir en alguna ocasión, o al menos hemos tenido la tentación, de caer en el aplauso fácil o la sonrisa cómplice de nuestros seguidores en Facebook, Twitter o —la red favorita para el postureoInstagram. Claro, siempre habrá quien caiga en tu trampa

Y es que si en otros tiempos, hacía falta ser un auténtico triunfador para obtener la aclamación popular, hoy en día basta un perfil en una red social, unos cuantos selfies, una dosis de “sonrisas Profidén” y mucho tiempo libre para presentar una vida de triunfador. Pero hay un problema: si miramos detenidamente, en muchas de esas imágenes solo veremos poses forzadas, actitudes poco realistas y falsa intensidad. Basta con ver las geniales parodias de Celeste Barber.

Barber, bajo el hashtag #celestechallengeaccepted, ha decidido parodiar con humor los selfies perfectos de muchos famosos. Algunas de estas imitaciones, poniendo morritos o con posturas propias de un contorsionista, han superado los 30.000 me gusta y han aparecido en numerosos medios de comunicación.

Su misión, “cuanto más estúpida parezca, mejor será el resultado“:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que esta Instagrammer quiere una sesión de fotos gratis y vacila de cuerpo y de seguidores… hasta que se lleva este ZASCA del fotógrafo.