Esta modelo con síndrome de Down protagoniza la primera campaña de belleza

La marca Beauty & Pin-Ups ha hecho historia, al haber incluido como modelo de uno de sus tratamientos capilares a Katie Meade, una joven con síndrome de Down. Ella está lógicamente encantada con la iniciativa:

Es muy cool porque me encanta formar parte de la familia Beauty & Pin-Ups y de Best Buddies e interactuar con la gente. (…) El maquillaje me hace sentir bien conmigo misma. Todos los días son buenos para sentirte bien contigo misma. Sentirte bien te hace lucir bien, ese es mi lema.

La noticia no se queda en el golpe mediático: además, la marca ha anunciado que parte de las ventas de sus productos serán destinadas a la Fundación Best Buddies, a favor de personas con discapacidad intelectual.

Kenny Kahn, la CEO de Beauty & Pin-Ups, declaró que “cuando lanzamos este producto, se nos ocurrió el nombre ‘Fearless’ —N. del T. “sin miedo”—, y fue muy fácil identificar a la modelo perfecta“.

Una foto publicada por Beautyandpinups (@beautyandpinups) el


Katie es una mujer sin miedo, desde luego: tiene dos hermanas y al crecer siempre quería hacer todas las cosas que ellas hacían. Fueron al mismo colegio y en algunas clases le daba miedo no poder hacer los mismos trabajos, pero logró obtener su diploma con ayuda de su familia, profesores y amigos.

Una foto publicada por Beautyandpinups (@beautyandpinups) el


Ahora, tanto Katie como otras modelos con síndrome de Down han logrado abrirse paso en el mundo de la moda. En 2015, Jamie Brewer se convirtió en la primera mujer con síndrome de Down que caminó por las pasarelas de la Semana de la Moda de Nueva York —también participó en la serie American Horror StoryMadeline Stewart, de 19 años, es otra joven con síndrome de Down que participó en este evento de moda en la pasarela del colectivo FTL, que apoya a jóvenes creadores.

¿Qué os parece este tipo de iniciativas?