Esta empresa está permitiendo que las mujeres se cojan el día libre cuando tienen la regla

Muchas —¿todas?— las mujeres sufren dolores menstruales cada vez que mes viene la regla mensualmente, lo cual hace que cumplir con sus trabajos sea un poco más complicado y sacrificado.

Una empresa británica, Coexist, ha tomado una importante decisión sobre el asunto y se ha puesto de lado de las mujeres que sufren por esto. Tan de lado, que están permitiendo a sus empleadas cogerse días libres por sus periodos y no contarlos como días por enfermedad.

El director de Coexist, Bex Baxter, ha contado que el tiempo que estas mujeres pasan sin trabajar no hacen que el negocio sea menos productivo, en contra de lo que mucha gente piensa. Al contrario, ella predica que la sincronía entre el cuerpo y el trabajo permitenn que haya un ambiente más creativo y positivo en la oficina:

No se trata de tomarte el día libre si te sientes mal, sino de empoderar a la gente para que den lo mejor de sí mismos. Si trabajas con tu ritmo natural, tu creatividad e inteligencia estarán más satisfechas. Y eso es bueno para el negocio

Ha añadido que “estuve hablando con alguien el otro día que decía que si los hombres tuvieran la regla, esta política se habría impuesto antes“.

twenty20_68f09a5e-a02c-42f5-a376-81b4301edf3b-1024x768

Hablando de esto, estamos seguros de que muchos hombres pensarán cosas como “ojalá yo tuviera la regla para poder estar algún día sin trabajar. ¿Realmente? ¿Te gustaría sangrar por tu aparato reproductor? ¿Te gustaría sufrir un dolor debilitante, a veces tan severo que te gustaría golpear tu cabeza contra la pared para que la atención al dolor de tu cuerpo estuviera enfocada en otra parte?

En todo caso, aunque nos gustaría que estos días libres por tener la regla existieran en todas partes, no creemos que vaya a ser el caso. En Coexist, 24 de los 31 empleados son mujeres y la compañía es muy bohemia por su naturaleza y localización. Están en una oficina “rodeada de artistas, activistas y organizaciones comunitarias“. El día que las mujeres de Wall Street puedan tomarse el día libre por este motivo, será otra cosa