Esta concursante de ‘Pekín Express’ reaparece en ‘Mad in Spain’ escandalizando con sus comentarios sobre “los pobres”… y llevándose este ZASCA de Jordi González

Cada uno exprime la fama como quiere… o como puede. Aunque la pasada edición de Pekín Express, presentada por Cristina Pedroche, no fue un gran éxito de audiencia, algunos de sus personajes fueron suficientemente memorables como para que pudieran sacarle partido a su paso por el reality.

Por ejemplo “madre e hija“, Sonia e Ylenia, que se quedaron a un paso de llegar a la final, hablaron sin tapujos de su paso por el programa, revelando cosas como la “relación” que tuvieron Nabil e Ylenia durante toda la carrera, o que creían que los aristócratas” habían tenido algunos beneficios por parte de la productora durante la carrera. Por otro lado, fue muy sonado cuando Jonan, el “influencer“, decidió aparecer desnudo en Instagram.

Pero volvamos a “los aristócratas“. Blanca y Pepe formaron una pareja de concursantes de Pekín Express de esas que, al principio, nadie apuesta por ella. Sin embargo, la cosa se fue calentando y, etapa tras etapa, al final consiguieron llegar a la final. Y aunque estuvieron a punto, no acabaron llevándose el triunfo.

Ella, Blanca Carrillo de Albornoz. Él, Pepe García de Tejada. En su presentación en el programa conocimos parte del árbol genealógico de Blanca: es hija de los vizcondes de Torre Hidalgo… ¡y descendiente de Moctezuma II! Él, también de alta cuna, pertenece a la hidalguía más antigua de España, el señorío del Solar de Tejada.

Aunque Pepe perdió los nervio en alguna otra ocasión, Blanca parecía tener la capacidad de sacar siempre el lado bueno de sus experiencias en India. ¿Que se celebra una boda? Ahí estaba Blanca para acompañar a los novios. ¿Que hay fiesta en la habitación de unos turistas que por el camino se encuentran? Ahí están Blanca y Pepe para beber y comer como unos reyes

El caso es que mientras Blanca es diplomática y mujer de no perder los papeles, Pepe cuando se cabrea, la lía. Y ella ha vuelto a demostrar su frialdad al aparecer en Mad in Spain, esa especie de versión moderna de Moros y Cristianos, precisamente en un debate sobre si el lujo es decente.

Blanca sorprendió a la audiencia —y al propio Jordi González— al pedir la palabra para denunciar que había gente que la criticaba fuera del barrio de Salamanca por su manera de vestir. Cuando le preguntaron: “¿qué es ser pija?“, la diseñadora contestó:

“Para mí es bueno, es ser educada, limpia, ir bien vestida…”

Y además de relacionar directamente el dinero con la higiene, aseguró “Dios no nos ha hecho a todos iguales“, motivo por el cual algunas personas tienen dinero y otras no. Vamos, que el que es pobre es porque se lo merece y lo del árbol genealógico es casualidad.

Finalmente, Jordi intervino para contestar a Blanca, y entre otras cosas dijo que era “un poco nazi:

“Que asociéis la higiene a clase alta me parece una burrada, sinceramente.”

A este comentario, la mujer reprochó:

“El problema de España es que hay mucha envidia, el deporte nacional es la envidia.”

Este fue el momentazo.

En las redes sociales se pudo leer de todo, pero sobre todo abundaron las críticas a las opiniones vertidas por los defensores del lujo:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que otra invitada en Mad in Spain acabó siendo expulsada tras agredir en directo a Nuria Martín ante la mirada atónita de Jordi González.