web analytics

España de luto por María, la profesora que ha fallecido tras dejar una huella imborrable

Trágico suceso.

Algunas tragedias son particularmente impactantes. Los fallecimientos por causas naturales, como la avanzada edad del finado, son más fáciles de racionalizar. Sin embargo, hay casos en los que el drama se acentúa por factores como la muerte de una persona muy querida y líder de causas benéficas.

Calp despertó el pasado miércoles con un vacío que abarcaba todo el pueblo, al enterarse del fallecimiento de María Ferrer Argudo. Era conocida también como Maria la del Forn, en referencia al horno que tenía su familia en el casco antiguo.

María fue una persona muy enraizada en la vida social y cultural del municipio, especialmente a través de la música, que era su gran pasión. Tenía una escuela y era directora de su propia banda, la charanga La Xarlotà. En su faceta de maestra, impartió sus conocimientos a personas que hoy en día son profesionales de la música.

Además, cabe destacar que lo hizo con varias generaciones de calpinas y calpinos. Desde hacía más de 40 años ofrecía su magisterio musical en la localidad y también fue profesora en los conservatorios de Altea y Benidorm.

Ella misma tocó sus primeras notas musicales en la banda de música de Calp a temprana edad. Estudió la formación superior de saxofón, pero no tardó en empezar a impartir clases. Desde hacía más de 40 años ofrecía su magisterio musical en la localidad, y también fue profesora en los conservatorios de Altea y Benidorm. Además, publicó dos libros especializados en el aprendizaje del saxofón.

María obtuvo la Medalla de la Villa al Mérito Cultural en 2015. Sin duda, era muy querida en el pueblo, donde destacaba además por su profunda vitalidad. Desarrolló también una gran labor solidaria y de voluntariado social. Para cualquier iniciativa, desde una feria a un evento humanitario, se podía contar con ella.

Tras sufrir un cáncer, se involucró también en la lucha contra esa enfermedad. Fue presidenta de la Asociación Alicante para la Lucha contra el Cáncer, impulsora de la Marcha Rosa y agitadora incansable de iniciativas en apoyo a los enfermos y sus familiares. Hace aproximadamente dos meses volvió a ponerse enferma, y el pasado miércoles se produjo el desenlace fatal.

El Ayuntamiento de Calp decretó dos días de luto oficial “como muestra de respeto y condolencia por su fallecimiento y reconocimiento a su labor social y humanitaria”.