España de luto: fallece Rosy Jorge, histórica presentadora de televisión

Fue cara visible de Televisión Española.

La periodista Rosy Jorge ha fallecido este sábado, 19 de diciembre. Fue cara conocida de Televisión Española, especialmente en Canarias, ya que se convirtió en un rostro popular y querido en los hogares isleños.

Su vinculación a TVE se produjo allá por 1966, dos años después de que empezase a haber emisiones en Canarias. En TVE, Rosy Jorge hizo prácticamente de todo: “Presenté informativos, magacines, galas en directo y con público, doblajes de documentales… Yo dirigía y realizaba los guiones del programa De Tertulia, que fue del que más orgullosa me sentí y, en cambio, me habría gustado hacer un programa cultural”, dijo en una entrevista concedida a La Provincia allá por 2009.

Según confesó, al principio le imponía mucho salir en pantalla: “La primera vez que me indicaron que estaba en el aire me dije: “trágame tierra”, pero me gustaba el reto”.

Cuando comenzó a trabajar, recibió clases de dicción:

“Tenía que hablar castellano puro, pero según dejaba el micrófono hablaba con mi acento canario. Además, tenía que ir todos los días a la peluquería, porque se consideraba una falta de respeto salir a presentar de cualquier manera. Tampoco podíamos gesticular mucho con las manos, e igualmente nos prohibían usar gafas y llevar escote. Debíamos tener presencia, dominio de una misma y voz”.

La periodista asegura que siempre llevó bien su popularidad.

Sobre su popularidad en la pequeña pantalla, ella aseguró que siempre la llevó bien. “Nunca me creí más especial de lo que era en realidad. El público ha sido muy cariñoso y he sentido mucho su afecto. Incluso hoy día voy a pagar un taxi y el conductor se niega, porque me dice que ha crecido conmigo. Eso llega al alma. Cuando me casé por vez primera me llegaron regalos procedentes de Madeira, Azores… de gente que no conocía”, relató.

Uno de sus momentos más relevantes, también más emotivos, fue cuando en 1993 realizó una entrevista a su primer esposo, José Luis López, después de ser transplantado de corazón en Córdoba: “Quise reivindicar las necesidades que pasábamos los canarios en Andalucía y pedí una Unidad de Transplante en las islas. Mi marido tuvo un rechazo y falleció año y medio después de ser operado”, contó.

Cuando oye hablar de telebasura “me da pena, porque en mi primera época profesional los espectadores se formaban viendo la televisión”. Reconoció que, irónicamente, ve muy poco la televisión.

Sus restos serán velados en el Tanatorio de San Miguel, y posteriormente se celebrará su entierro en el cementerio de San Lázaro el domingo, 20 de diciembre, a las 10:30 horas.

Descanse en paz.