España de luto: fallece trágicamente demasiado joven Carlos Martínez

En su localidad natal «los ánimos están tirados por tierra».

La trágica noticia del fallecimiento de una persona siempre causa una conmoción generalizada, tanto en su entorno personal como profesional. En la mayoría de los casos sucede por causas naturales, como la avanzada edad, pero en otros intervienen factores que acentúa la tragedia.

El incendio de Sierra Bermeja, en Málaga, ha estado activo durante seis días, calcinando más de 10.000 hectáreas. Además, se ha cobrado la vida de una de las personas que formaba parte del retén de bomberos. Se trata de una persona muy querida por todos: Carlos Martínez.

El fallecido, de 44 años y padre de dos hijas de 6 y 9, formaba parte del retén de bomberos de Dalías, dentro del Centro de Defensa Forestal —CEDEFO— de Alhama. Nacido en Escúllar, en Almería, era agente forestal y trabajaba de manera puntual para Infoca, plan contra incendios forestales de la Comunidad de Andalucía.

Llevaba seis años trabajando como bombero, y el pasado miércoles se enfrentó a uno de los peores incendios que se recuerdan en España, el de Sierra Bermeja, donde, tristemente, acabó falleciendo el pasado jueves. Sus restos ya se encuentran en Almería, junto a su familia.

El incendio en el que murió fue declarado el pasado miércoles a las 21:37 horas de la tarda, con 140 llamadas que alertaban del incendio. «Todo apunta a que fue provocado», afirmó Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, que confirmó que hay una investigación abierta para hallar y detener a los responsables.

Tendrán que responder por todos los daños medioambientales y materiales causados, pero también por la muerte de una persona.

El pueblo natal de la familia del fallecido decretó tres días de luto oficial.

El Ayuntamiento de Las Tres Villas, Almería, pueblo natal de la familia del fallecido, ha decretado de urgencia tres días de luto oficial y convocado para este sábado un minuto de silencio en recuerdo del joven de 44 años. La alcaldesa, Virtudes Pérez, ha indicado que las banderas en las dependencias municipales ya ondean a media asta con crespón negro para reflejar el «dolor» de este municipio de apenas medio millar de vecinos del entorno de Sierra Nevada, «donde todos estamos muy afectados».

«En los pueblos pequeños quien no es familia de un lado, es familia por otro, y hoy los ánimos en la pedanía de Escullar están tirados por tierra», ha señalado Pérez, quien ha remarcado que la familia, «muy conocida» en la zona, «es espectacular de buena gente».

Además, ha recordado cómo «Carlos pasaba los veranos por las calles del pueblo», siempre «juntillo al que ahora es mi concejal Iván Félix Jiménez», y ha insistido en la «consternación» que su muerte ha causado en los vecinos, «que estamos rotos».

«Con 44 años, tan joven, con dos hijas pequeñas, luchando contra un fuego que ha sido, a la espera de investigación, supuestamente intencionado. Eso no toca. No le tocaba», ha dicho. El Ayuntamiento de Roquetas de Mar también ha guardado este jueves un minuto de silencio en memoria de Carlos Martínez Haro, quien residía habitualmente en este municipio.