“Es un mierda”, la monumental rajada de Isabel Pantoja contra uno de sus compañeros de ‘Supervivientes’

Supervivientes no deja ni un momento de respiro. Si hace unos pocos días todo el mundo hablaba de los gritos orgásmicos de Violeta y Fabio, y las imágenes más tórridas que se recuerdan en la historia del reality, la gala de anoche tuvo una clara protagonista: el robo de una lata de chopped.

Mejor dicho, el robo de la lata de chopped. Y como no podía ser de otra manera —a esta mujer hay que darle un reality sólo para ella— la protagonista no podía ser otra que Isabel Pantoja.

Resulta que después de mostrar unos vídeos de una de las broncas entre Pantoja y Colate, y la posterior discusión entre ambos, él Colate señaló con el dedo a la tonadillera como autora del robo de una lata de chopped. Y la que se lió fue pequeña.

“Qué poco hombre eres (…) Júralo por tus hijos (…) No te doy ni un vídeo más”, le gritó Pantoja completamente fuera de sí antes de que se destapara el misterio de la lata. Colate la acusó de ladrona. “Nos has quitado la comida (…) La lata la has cogido de nuestro saco y te la has metido en el tuyo”, se desahogó.

La explicación, según la supuesta ladrona, era que el doctor del programa se la había dado antes de tener que someterla a una analítica. “Necesitaba proteína”, dijo la tonadillera, aunque posteriormente Jorge Javier Vázquez desmintió que la organización o el médico le hubiesen dado ese trato de favor.

Momentos más tarde, Pantoja cambió de versión y dijo que esa lata de jamón cocido se la encontró tirada en la playa y que podía ser un regalo de un Pirata Olvidado. Pero Loly Álvarez, en el plató, desmintió haberlo hecho. Finalmente, el presentador de Supervivientes quiso zanjar el tema hasta el próximo domingo, día en el que el programa mostrará las imágenes que aclaren la polémica.

Pero no fue el único momentazo de Pantoja: gracias a la pericia de los cámaras, hemos podido conocer una conversación privada entre ella, Chelo García Cortés y Omar Montes. Este último empezó a hablar sobre Alejandro Albalá, y Pantoja confesó que apenas le había dos o tres veces en su vida. “Es un crío”, dijo Chelo. “Es un mierda”, aseguró Isabel Pantoja de forma categórica, “Le tengo puesta una demanda que te cagas”, añadió después.

Pantoja también tuvo para Paz Guerra, la madre de Albalá, con la que también tiene una demanda judicial.

“Me da igual. Ella es podóloga y tiene tres carreras según dijo, ¿no? Y muchas casas… pues ahora me va a tener que dar una casa.”

“A la fea esa la hundo en dos segundos con dos frases nada más”, dijo después Pantoja. “La peor de la familia es Marta, la hermana de Alejandro”, aseguró García Cortés. “La monja”, apostilló Pantoja.

Además, Montes nos desveló su relación con Dulce, que al parecer le habría ofrecido dormir una noche en su casa aunque finalmente se fue a un hotel porque Chabelita no estaba por la labor.

“A los dos días estaba en Sálvame contando que había estado conmigo, que no le parecía trigo limpio porque tenía mucho dinero y que no sabía de dónde”, explicó el rapero. “A lo mejor te ha quitado ella los 50.000 euros”, se escuchó decir a Pantoja.