Entra en un supermercado de Avilés y descubre que en España hay un poco de racismo involuntario

Internet es un gran cajón de sastre en el que todo se guarda y no se tira nada. Y por ese motivo, puede que lo que publicáis hoy como una inocente broma para unos pocos seguidores, el día de mañana se convierta en un fenómeno viral por el que acabes saliendo hasta en las noticias.

Esto fue lo que le sucedió a Joao Morais, un joven galés que durante una visita a su hermana que está estudiando español en Avilés se encontró en un supermercado con un producto que le llamó poderosamente la atención.

Así, Joao tuiteó el siguiente mensaje: “¿Qué demonios…? Hay una extraña marca racista de chocolates en España llamada “pequeños congoleses”.” Y se olvidó por completo del tema.

Este fue el inocente tuit:

Y ahí habría quedado la cosa.. si no fuera porque hace unos días alguien con muchos seguidores lo retuiteó y comenzó la locura.

“Mi móvil se ha vuelto loco. Los españoles no paran de retuitearlo. Mi madre se cree que soy un camello.”

Así lo contaba el joven, que en declaraciones a los medios ha contado que la mayoría de respuestas al tuit, que está escrito en clave de humor, han sido positivas:

“La mayoría de las reacciones han sido fantásticas. Me da mucha alegría que tanta gente lo esté leyendo y riéndose conmigo.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

No es como este otro caso: compartes un comentario xenófobo en Twitter, y acabas haciendo tal ridículo que se convierte en viral.