Encuentran el cuerpo de una madre con su hijo de dos años acurrucado a ella

Todo indica que se trata de un nuevo crimen machista

Un niño de solo dos años fue encontrado acurrucado sobre el cuerpo de su madre fallecida después de que, según las primeras pesquisas, su expareja la estrangulara con una pipa de agua (cachimba). El horrible suceso tuvo lugar el pasado jueves cuando la mujer, identificada como Amal F., de 33 años, fue encontrada inconsciente en su casa.

Un vecino que escuchó gritos provenientes del apartamento de la víctima alertó a las policía de que se apresurara en llegar ya que algo malo estaba sucediendo. A su llegada, los servicios de emergencia encontraron al niño acurrucado sobre el cuerpo de la víctima.

A pesar de los esfuerzos de los sanitarios la madre no pudo salvarse.

La expareja de la mujer y padre del niño fueron detenidos en la localidad de Euskirchen, a una hora y media en coche del lugar del crimen, en la madrugada del viernes. Se cree que el sospechoso, que no ha sido identificado, es un ciudadano alemán-libanés de 35 años. Según los informes, él y la víctima se habían separado hacía unas semanas antes del crimen. Aunque se había mudado del apartamento tuvo acceso el día del crimen ya que conservaba una llave de repuesto. Según la policía alemana no se resistió al arresto.

Según medios locales, la víctima había denunciado al sospechoso a la policía por agresión en julio. A pesar de que, según los informes, sufrió una fractura en la nariz, se dice que la víctima rechazó una oferta posterior de asistencia de los servicios de apoyo a las víctimas. La policía confirma que la víctima fue estrangulada hasta la muerte con una cachimba, y no se ha detallado si su hijo, que resultó ileso y posteriormente fue atendido, fue testigo del crimen.

El sospechoso deberá comparecer ante el tribunal el sábado 9 de octubre. Sin embargo, no se ha informado de la decisión sobre su prisión preventiva.