Ella nunca tira las bolsas de té usadas, las pone en el suelo por una gran razón

Después de preparar una taza de té, la bolsita usada solemos tirarla, ¡sin pensar si se puede utilizar para otra cosa!

Os compartimos hasta 9 formas de reutilizar las bolsas de té.

Calmar inflamación de las encías:

Introduce bolsas de té utilizadas en la boca como gasa y déjalas actuar. Te ayudarán a reducir la inflamación y aliviar el malestar que puedes tener en las encías.

Para eliminar el mal olor de sus manos:

Si tus manos huelen mal, por ejemplo a cebolla, simplemente frótalas con una bolsa de té.

Para quitar las manchas difíciles de los platos sucios:

Sólo hay que introducir la bolsa en el agua donde estén los platos sucios. Al día siguiente va a ser mucho más fácil a la hora de eliminar las manchas y residuos de alimentos.

Como fertilizante:

Las bolsitas de té reducen el valor pH del humus, lo cual impide que los hongos destruyan las flores.

Eliminar el olor de los zapatos:

Con las bolsitas de té garantizamos la absorción de los malos olores.

Contra las verrugas:

Los antioxidantes del té verde pueden inhibir el crecimiento de verrugas. Coloca la bolsa sobre la verruga y mantenla 15 minutos. Las verrugas podrían haber desaparecido después de varios días.

Anticaspa:

Enjuagar el cabello con té puede ser muy útil. Es bien conocido el hecho de que ayuda en la prevención terapéutica de la caspa, además también ayuda a añadir brillo a tu cabello.

Da energía a los ojos cansados:

Si anoche no dormiste bien, ponte bolsas de té negro debajo de los ojos y masajea suavemente. Todo esto tendrá un efecto rejuvenecedor en tus ojos, además de en toda la cara.

Reduce las quemaduras solares:

Cuando llega el verano, comprobaras lo mucho que ayuda. El té negro tiene un ácido que tiene un efecto calmante sobre la piel.

Si conoces algún otro efecto “milagroso” de las bolsitas de té, compártelo con nosotros en los comentarios.