Ella cubrió las ventanas de su dormitorio con maicena, y consiguió algo así de hermoso y elegante

¡Hoy mismo me pongo manos a la obra!

slack-imgs.com_-23

¿Te gustaría tener privacidad, pero sin tener que hacer más oscura tu habitación con unas feas persianas? La bloguera Annabel Vita ha propuesto una solución que se ha viralizado por su originalidad y que, además, es muy fácil de hacer si sigues al pie de la letra su sencillo tutorial.

Se trata de pegar encaje blanco en las ventanas, y el resultado es realmente hermoso y elegante.

¿Lo mejor de todo? Que ocuparás muy poco tiempo, y dinero, en confeccionarlo.

Esto es lo que necesitas. Sencillo, ¿no?:

– 2 cucharadas soperas de maicena (harina de maíz).
– 2 cucharadas soperas de agua fría.
– 1 taza y media de agua hirviendo.
– Brocha.
– Suficiente encaje blanco para el área de la ventana que quieras cubrir.

Ahora que lo tienes todo, sigue los siguientes pasos:

1. Mezcla la maicena con el agua fría, y después agrega el agua caliente. Intenta que quede una pasta homogénea:

f6645a32eff715e5aed9f614cbe9f802-800x600

Ahora que tienes la pasta homogénea, déjala enfriar.

2. Corta el encaje con la forma y dimensiones del vidrio que quieres cubrir:

lace-cornstarch-window-treatment041-600x799

3. Con una brocha, cubre los cristales con la pasta. Después, pega el encaje con cuidado y da una segunda capa de pasta por encima de él:

lace-cornstarch-window-treatment011-600x799

4. ¡Y eso es todo!:

lace-cornstarch-window-treatment13-600x450

Ahora tienes unas ventanas cubiertas que te brindarán toda la privacidad que necesitas, pero que te permiten seguir aprovechando la luz natural del día. Y queda increíble en tus ventanas.

img_37761-600x450

img_3775-e1412048614498-600x799

Por cierto, que si algún día te aburres, es facilísimo de quitar con agua caliente. En cuanto a los restos de pasta que puedan quedar, lo mismo: sólo necesitas un poco de jabón, una esponja y agua caliente.

b65cff9c6aa2a90042a10cb59a059ce7-1

¿Os atrevéis a hacerlo?