El reto del céntimo para ahorrar más de 650 euros este 2022 sin esfuerzo

Año nuevo, propósitos nuevos.

Cuando comienza el año, suele hacerse una lista de propósitos para el año. La realidad es que cada año suelen ser los mismos: Hacer más ejercicio, mejorar nuestra dieta, perder peso o encontrar un nuevo pasatiempo.

No obstante, en España hay un propósito para 2022 que no para de repetirse: ahorrar más dinero. Conseguirlo depende, en gran medida, de la renta disponible.

Lógicamente, cuanto más dinero entre en la cuenta, más fácil será ahorrar. Además, influirán en la capacidad de ahorro los gastos fijos y las deudas. Pero ahorrar, aunque sea poco, también es cuestión de un cambio de hábitos.

La constancia y una correcta gestión de las finanzas personales pueden ser clave para lograr el propósito. Una forma de lograrlo es con un reto de ahorro y hay uno muy sencillo que nos permitirá ahorrar más de 650 euros al año aprovechando esas monedas de céntimo que acaban en el fondo de nuestros bolsillos.

El reto del céntimo.

El popular reto del céntimo es un plan de ahorro que dura un año entero, así que enero puede ser un buen momento para ponerlo en práctica. Para conseguirlo hace falta una hucha y guardar las vueltas del pan. Básicamente, se trata de ahorrar un céntimo el primer día, dos el segundo, tres el tercero y así hasta guardar 3,65 euros el último día del año.

Se trata de un método de ahorro progresivo en el que cada día se ahorra la misma cantidad que el anterior, sumando un céntimo extra. Al finalizar los primeros 31 días el ahorro debería ser de 4,96 euros. En febrero se deberían apartar casi 13 euros, y así hasta llegar a diciembre, cuando el ahorro mensual debería ser de 109 euros para lograr el reto.

Si se cumple, después de 365 días el ahorro habrá sido de 667,95 euros. Lo bueno es que no es solamente un truco para ahorrar, sino también una forma de sacarle partido a todas esas monedas de céntimo que muchas veces resultan una molestia.

Otra alternativa es iniciar el reto al revés. Se ahorra la cifra más alta al principio, y se va reduciendo la cantidad en un céntimo cada día, de manera que a final de año sea cuando menos dinero se guarde.

También es posible partir de una cantidad mayor si se quiere ahorrar más dinero. Por ejemplo, empezar con cinco céntimos. Pero, cuidado, porque aunque parece poca diferencia, el esfuerzo es mucho mayor. En este caso, al final del año el ahorro sería de 3.339,75 euros.

Al tratarse de un ahorro progresivo, mientras que en enero sería relativamente sencillo lograr el objetivo —solo habría que guardar 24,8 euros—, durante el mes de diciembre habría que apartar más de 500 euros para cumplir con el reto.