El profesor contestó a la madre que no quería que su hija hiciera los deberes

La madre de Leyre decidió enviarle una carta a los profesores de su hija después de las vacaciones, y se ha convertido en unos de los virales que más lo ha petado últimamente.

La carta ha tocado la fibra sensible de los que ponen en duda la eficacia de los deberes para el desarrollo de los niños. Y es que últimamente se debate mucho sobre si los niños tienen demasiadas horas lectivas como para encima tener que terminar el trabajo en casa.

CZP0iusW0AEsOiQ

Los padres lo sabéis muy bien: los alumnos españoles pasan una media de 6,5 horas semanales dedicadas a los deberes frente al 4,9 por ciento de media en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Y a pesar de esto, uno de cada 10 alumnos de 15 años no alcanza el nivel de conocimiento considerado como básico por el organismo.

¿Pero es desautorizar al profesor la solución? Muchos comentadores opinan que no. Entre ellos el propio profesor de Leyre, la protagonista de la carta, que en Señoras Qué ha querido aportar su comentario a esta entrada viral que está dividiendo Internet.

Esto es lo que ha comentado:

Yo soy el profesor de esta niña, y sin duda le preguntaría a su madre que tipo de formación tiene para tomar esa decisión. La culpa del fracaso escolar actual (sobre todo en nuestro país) es sin duda de los padres. La nueva “educación” en la que los críos tienen que trabajar lo justo y menos, se enfoca en la ley del mínimo esfuerzo, se les protege de la ¿ansiedad?, se permite que los padres puedan irse a comprar con sus hijos en horas lectivas sin ninguna explicación, mas que la comodidad de la misma, se les enseña a mentir (ya que estas justificaciones de ausencias se basan en “enfermedades”), y un largo etcétera. Estos críos nunca van a conseguir nada, ya que nadie les ha exigido que se esfuercen más de lo justo y necesario. Agradezco a mi madre que me metiera caña, ya que he conseguido siempre todo lo que me he propuesto, y los padres que creen que ayudan a sus hijos cuando no les otorgan responsabilidades, lo único que van a conseguir es fracasados que no saben mantener un trabajo y sin duda nunca conseguirán sus metas. Creo que ya hemos visto muchos resultados. Por tanto a ver quien reacciona.

En otro comentario añade que “los padres siempre han estudiado con sus hijos y se han tenido que poner con ellos a la hora de hacer los trabajos“. La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos o CEAPA, que representa a 12.000 asociaciones de familias, considera que esta mentalidad es parte del problema.

El factor fundamental es la desigualdad: que a mi hija la sancionen o le bajen la nota si no hace los deberes o los hace mal es echar la pelota en el tejado de los padres, y no todos tienen el mismo nivel o pueden tener la misma dedicación horaria“, explica Jesús Salido, su presidente. Si la solución pasa por academias o profesores particulares, para Salido supone que “quien tiene dinero es quien puede seguir progresando“.

Sin embargo, para este profesor “es algo que tienes que saber que va implícito a la hora de tener un hijo“. Lentejas, vaya.

¿Qué opináis vosotros?