El “extraño” caso de Julián Muñoz… sale de la cárcel enfermo, ¡y rejuvenece 10 años!

El pasado mes de mayo, el juez encargado del caso de Julián Muñoz decidía concederle el tercer grado penitenciario debido a “la enfermedad muy grave con padecimiento incurable” que sufría el que fuera alcalde de Marbella.

CdR_et1W8AQPA6H

El ex de la Pantoja sufría por lo visto una serie de graves dolencias en prisión que motivaron esta decisión del juez… algo que ahora, viendo el aspecto de Muñoz, está indignando a muchos en las redes sociales.

Y es que a Muñoz se la ha visto este verano tomando el sol en las playas de Marbella, en muy buena compañía y sin la ayuda de los bastones y pañuelos con los que siempre se le veía cada vez que acudía a declarar al juzgado. Cualquier malpensado diría que la costa andaluza le ha sentado “demasiado bien

El periódico La Vanguardia ha querido indagar en el asunto, entrevistando en exclusiva al abogado de Muñoz, que ha señalado que los cinco meses que su representado lleva en semilibertad han sido los responsables de su espectacular mejoría:

lv_20121011_lv_fotos_d_54352929378-k30d-u41274340334bbe-992x558lavanguardia-web

“El tercer grado se le concedió cuando se acreditó que su estancia en prisión le acorta la vida, que en prisión, no había posibilidad de supervivencia. Los informes forenses, entre los que hay informes de la sanidad pública, de instituciones penitenciarias –por ello se le concedió incluso la libertad condicional aunque el juzgado después no la aprobó– dicen que padece arterioesclerosis vascular generalizada, diabetes, insulinodependencia, EPOC, que ha sufrido ictus e infarto… Sería un milagro curar estas enfermedades, cuya realidad se ha medido mediante análisis clínicos.

¿Cuánto puede durar Julián Muñoz? En la cárcel muy poco, fuera, algo más. Evidentemente su aspecto es mejor porque lleva cinco meses en semilibertad. Por ello ha ganado algo de peso y tiene mejor movilidad. Julián da paseos por el mar, efectivamente, pero son cortos y a ritmo lento.”

El abogado también ha admitido que aparecer fumando en una tumbona en la playa no es la mejor decisión de cara a la opinión pública:

“El tabaquismo es una de sus enfermedades, de la que está siendo tratado. Es un hombre nervioso, bajo gran presión, con muchísimas incertidumbres… Entiendo que no está bien fumar pero se trata de una enfermedad más, como el que es adicto a otra cosa. Ojalá pudiese dejarlo. Pero no es un enfermo normal. Cada paso que da es una enorme batalla judicial.”

Como una imagen —en este caso unas cuantas— valen más que mil palabras, queremos que veáis el aspecto de Julián Muñoz en la cárcel, y su espectacular mejoría posterior.

En la cárcel:

munoz-490x6041441185508_388725_1441191828_noticia_fotograma

En la calle:

2016-09-30-10-23-47 2016-09-30-10-23-13

2016-09-30-10-22-55 2016-09-30-10-22-36
2016-09-30-10-22-14

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por si te quieres seguir indignando: este es el polémico sueldo millonario de Isabel Pantoja al salir de la cárcel.