Él es el futuro marido de Patricia Montero —’MasterChef Celebrity’—… y así de original ha sido la pedida de mano

La audiencia de MasterChef Celebrity sigue viento en popa: fue, un martes más, líder del prime time en España, con 2.770.000 espectadores y una aceptación del 23,5%… 64.000 seguidores más que la semana anterior. Nuestros queridos famosos volvieron a enfrentarse a pruebas cuya dificultad no hace más que a aumentar y, por supuesto, a los nervios y a la tensión que se apodera de ellos a un paso de la semifinal del concurso.

Una de las concursantes más guerreras siempre ha sido Patricia Montero, y en esta ocasión lo ha vuelto a demostrar. Cuando le tocó explicarle al jurado qué había ocurrido al intentar replicar un plató de estrella Michelin, recibió una crítica que no le gusto nada. Y la actriz, ni corta ni perezosa, culpó a uno de los electrodomésticos como la causa de sus errores, algo que el jurado le recriminó. Jordi Cruz, como es habitual en él, no se cortó y le dijo que “esto es como echarle la culpa al horno, no. Los aparatos siempre funcionan igual“.

Tras su cara de incredulidad, el chef le volvió a explicar que “tienes que entender es que queremos buscar la excelencia, no sirve de nada que me discutas si está medio bien o mal“. Montero continuaba escuchando que “sale bien o te la pegas, y te la has pegado“, pero sus quejas, al menos, no cayeron en saco roto y se libró de ser la última en esa prueba.

Además de seguir al pié del cañón en las cocinas del concurso culinario más exigente, en sus redes sociales demuestra que, en lo personal, también está viviendo un momento muy dulce. Y es que Montero se casa, y su pedida ha sido de todo menos tradicional. Todo comenzó cuando la actriz organizó una escapada con amigos en la Herradura, Granada, en la que uno de los planes estrella era ir a bucear.

Agua cristalina, amigos y una temperatura ideal. El plan de buceo era ineludible. Sin embargo, según fueron ganando en profundidad, una cajita de madera “que parecía un pequeño tesoro” les sorprendió a todos, especialmente a ella, tal y como ha relatado en su blog . Los allí presentes, cómplices de lo que iba a suceder, hicieron gestos a la actriz para que abriese el cofre. Et voilàDentro estaba el anillo de compromiso.

Cuando levantó la mirada, allí estaba su chico, el también actor Àlex Adrover —al que conoció durante el rodaje de Yo soy Bea—, arrodillado en la arena y con una pizarra en la que venía escrita la pregunta que no podía pronunciar por culpa de las mascarillas: “¿Quieres casarte conmigo?“.

El sí fue rotundo, y una vez en la superficie, su hija, la pequeña Lis, les esperaba con los brazos abiertos. Fue entonces cuando la pedida pasó de original a tradicional, con pétalos de rosa y mucho champagne.

Ha sido una de las experiencias más románticas y bonitas de mi vida“, ha confesado Montero.

La pareja, que está a punto de cumplir los 10 años de noviazgo, siempre ha dejado claro que casarse no estaba entre sus planes, “pero con un hijo, todo cambia, y normalizar los papeles es casi obligado“.

Ahora queda todo por delante: ¿cuándo? ¿dónde? ¿cómo? ¿con quiénes? De momento, Montero nos ha dado una pista:

“¡Quiero mar!”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.