El encuentro entre Aída Nízar y Kiko Matamoros a su llegada a ‘GH VIP 5’ ha sido tan desastroso, que este ha pedido poder expulsarla directamente

Aída Nizar entraba a la casa dispuesta a revitalizar un programa que, tras la marcha de Toño Sanchís, se había quedado huérfano de polémicas. Pero no es una visitante temporal, como Terelu, sino que entra como concursante y aspirante al premio final.

Quien sí ha entrado temporalmente ha sido Kiko Matamoros: el colaborador de Sálvame ha entrado en la casa de Guadalix de la Sierra en su papel de sargento, que se encargará de entrenar a los concursantes durante una semana en una estricta disciplina militar. Pero el mayor reto de Kiko era tratar —o soportar— a la propia Aída.

Solo llevaba unos minutos en la casa Kiko cuando tuvo su primer momento de tensión con Aída: el “sargento” ha pedido desde el primer momento un trato distante, acorde al papel que interpreta, y ha pedido ser tratado como “señor” o “mi sargento“… algo que ha provocado las risas de Aída.

Pero la cosa no ha quedado ahí: las constantes interrupciones e intervenciones fuera de lugar han agotado la paciencia de Kiko, al que al final no le ha quedado más remedio que expulsar a la concursante de la habitación. La situación ha sido tensa dentro de la casa, pero es innegable que, visto desde fuera, ha sido muy cómico.

El enfado de Kiko ha sido tal que en el confesionario ha pedido al Súper poder castigar a los concursantes si se evidencia mal comportamiento por su parte. Los castigos serían nominaciones directas o incluso expulsiones disciplinarias…

Sea como sea, están dando todo el juego que no han dado el resto de habitantes de la casa en semanas

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que Aída Nízar ha denunciado una agresión en directo por parte de otra concursante de GH VIP, y piden sanción disciplinaria.