El doble rasero habitual cuando los hombres hablan de sus cosas, ¡empieza a ser demasiado ridículo!

La doble moral es un criterio aplicado cuando a un individuo o institución se le acusa de tratar de manera diferente a distintos grupos de personas, es decir, que injustamente permiten más libertad de conducta a un sujeto que a otro. Un ejemplo tradicional en muchas sociedades es el caso de un hombre que tiene relaciones sexuales con muchas mujeres, que puede ser llamado “galán” o “don Juan y ser calificado positivamente, mientras que una mujer que tiene sexo con muchos hombres es calificada —muy— negativamente

Esta tuitera ha publicado un hilo en el que despotrica contra algo que seguramente todas hemos visto en nuestras oficinas: se admite poder hablar abiertamente sobre ciertos temas masculinos, pero si una mujer intentara hacer lo propio todos sabemos lo que pasaría. El hilo ha dado a pié a que mucha gente comparta sus impresiones, y sus propias experiencias en el trabajo.

Juzgad vosotros mismos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que este chat entre una madre y su hija comprando tampones se ha vuelto viral por la mejor razón posible.