El descuido de Edmundo Arrocet con Teresa Campos en ‘Supervivientes’ que le puede salir muy caro

La audiencia quiso la semana pasada que fuera Edmundo el quinto expulsado de Supervivientes, y que fuera Kiko quien se quedara en su lugar a vivir una semana en soledad en el Palafito. Una decisión que indignó a muchos espectadores, pero que Edmundo se tomó con mucha deportividad.

Aunque Edmundo era feliz y se quería quedar, lo encajó con mucha filosofía: “en el fondo yo me quería quedar y de todo corazón lo digo, pero lo que hay es lo que hay. Estaré en España y me imagino que el destino ha querido que se quede Kiko porque va a aprender muchas cosas“. Pero al final ha sido él quien ha aprendido una gran lección… ¡por las malas!

Y es que el último expulsado de Supervivientes ha olvidado por completo el cumpleaños de su amor María Teresa Campos. Sandra Barneda, la presentadora de Supervivientes: Conexión Honduras, le preguntó durante el programa si sabía qué día era… pero Edmundo había perdido completamente la noción del tiempo.

Sin embargo, ni diciéndole el día lo ha recordado. Hasta que se ha dado cuenta y ha querido que se le trague la tierra.

“¡Ay, Dios Mío! Estoy sudando. ¡Qué vergüenza! Por mi parte no tengo arreglo. Pido disculpas a María Teresa de todo corazón y tengo claro que la venganza será terrible.”

Edmundo quiso arreglar un poco la situación, y felicitó de corazón a su novia:

“Muchas muchas felicidades y que ojalá sean muchos muchos años. Te prometo que a partir de ahora no me olvidaré.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que Bigote se rompió con una reciente llamada de María Teresa Campos, y explicó el verdadero motivo por el que no la ha nombrado nunca en Supervivientes.