El cantante de Miss Caffeina desmonta las medidas del Gobierno de Ayuso con seis tuits demoledores

Los seis tuits de Alberto Jimenez, vocalista del grupo Miss Caffeina, han causando un terremoto en Twitter.

El cantante publicó varios mensajes en los que criticó a la Comunidad de Madrid, presidida por Isabel Díaz Ayuso. El motivo: aprobar una corrida de toros en Alcalá de Henares en la que se pueden llegar a juntar 5.000 personas.

Jimenez contó que hace unas semanas tocó con su grupo en La Riviera, una conocida sala de Madrid, para 500 personas. Sin embargo, el aforo real de la sala es de 1.800.

Por eso, criticó que en los toros se permita “sin separación” completar casi el aforo. “Lo que quiere decir que los empresarios Taurinos y toreros podrán hacer el negocio habitual de antes de la era covid. Esta decisión fue tomada por la comunidad, cuando en ésta se han registrado 15.581 contagios en las últimas semanas”, añadió.

El vocalista aseguró que no quiere “conciertos llenos a aforo completo” porque “sería una enorme responsabilidad”: “Quiero que no se les vea tanto el plumero ideológico por encima de la salud pública y de la situación actual”, dijo.

La queja de Jimenez se ha convertido en todo un fenómeno viral.

Para concluir el hilo, el artista se refirió a las palabras de la empresa taurina encargada de organizar la corrida en Alcalá de Henares, en la que afirma que la Comunidad no le ha exigido “muchas medidas especiales por el Covid”.

Finalmente, la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, rectificó y suspendió casi en el último minuto la corrida taurina, después de que la Consejería de Sanidad emitiera un informe desaconsejando su celebración. El informe había sido solicitado por el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, partidario de prohibirla dado el fuerte aumento de contagios que experimenta la autonomía desde hace unas semanas.

Según explicó el Ejecutivo regional en un comunicado, el festejo podrá celebrarse una vez mejore la situación epidemiológica en la zona. La normativa aprobada por la Comunidad permite celebrar corridas con hasta un 75% de aforo.

Sin embargo, no establece una distancia mínima de seguridad. En la plaza de Alcalá iban a reunirse más de 4.000 personas.