web analytics

El asesino y descuartizador confeso de Marta Calvo, recibe una paliza en prisión y pide el traslado

La agresión, que no ha causado heridas de gravedad, se ha producido en la prisión de Picassent

Hace pocos días salió a la luz la petición por parte de la dirección de la prisión de Picassent, donde se encuentra el asesino confeso de Marta Calvo, Jorge Ignacio Palma. El preso fue el asesino —y descuartizador— de la joven en Valencia en 2019, en un caso que sobrecogió a la opinión pública.

Jorge Ignacio Palma, presuntamente, también acabó con la vida de otras dos jóvenes, Arlene y Lady Marcela. La propia institución solicitó el traslado del homicida, después de haber recibido una paliza por parte de otros presos.

El caso de este asesino en serie fue uno de los más seguidos en la provincia de Valencia y todo el país. Su “modus operandi” consistía en quedar con sus víctimas y mantener relaciones sexuales con ellas tras consumir drogas, sobre todo cocaína.

Después de la ingesta de estas sustancias, de forma normalmente no consentida, les introducía piedras de cocaína en la vagina o el recto. Hasta el momento, en al menos tres casos, que se sepa, les causó la muerte por sobredosis o efectos similares.

La pasada semana, el preso fue trasladado del módulo 9 al 24 de la prisión, debido a las quejas de su anterior compañero de celda. Se trata de un hombre de avanzada edad a quien amenazaba y acosaba con asiduidad, según informó el medio Levante-EMV.

Cabe explicar que, dentro de la cárcel, el módulo 9 está reservado para internos de bajo perfil. Sin embargo, el módulo 24 alberga a los presos más conflictivos y con condenas más largas por delitos graves. El asesino confeso fue trasladado de celda en menos de un día, y cuando ya estaba en su nueva ubicación dos presos con un largo historial lo abordaron en el patio.

En aquel momento le dijeron que sabían que era el asesino de Marta y de otras mujeres, y sin pensarlo un momento, terminaron rodeándolo y empezaron a pegarle una paliza. Aunque esta no le causó daños mayores al intervenir dos funcionarios de prisiones, que estaban vigilando la zona y separaron a los hombres, el suceso ha terminado saliendo a la luz.