El aplaudido gesto de Caprabo contra los periódicos con portadas sensacionalistas sobre el atentado

Cuando apenas habían pasado unos minutos del atentado que sacudió Barcelona el pasado jueves 17, las redes sociales ya eran un hervidero de material: desde fotos de la zona, vídeos de gente corriendo a todo tipo de material gráfico y audiovisual que mostraba a las víctimas o a agentes de los Mossos d’Esquadra en pleno operativo policial.

Hay muchos motivos por los que no se recomienda difundir este tipo de imágenes: por ejemplo, no sería la primera vez que en medio de la vorágine alguien “cuele” material antiguo correspondiente a un suceso anterior, generando confusión. Además, estamos seguros de que si un amigo o familiar resultase herido o incluso falleciera en un atentado, no os gustaría enteraros de ello por las redes socialesademás con una imagen que podría ser demasiado gráfica.

En las redes han sido muchas las voces que han pedido que no se difundan estas imágenes pero, ¿y en el “mundo real“? Pues ha sido muy aplaudida la iniciativa del supermercado Caprabo ubicado en la localidad gerundense de Alp, un municipio de alta montaña, que ha decidido retirar de la venta los periódicos con fotografías de víctimas del atentado de Barcelona en su portada. Una iniciativa que seguramente a partir de ahora se convierta en habitual.

Según explican fuentes de la empresa, ha sido una iniciativa de los propios trabajadores de la tienda, y no una directriz empresarial; de hecho, no es frecuente que en esta cadena de supermercados se vendan periódicos.

Como podéis ver en la imagen viral, las baldas en las que normalmente se colocan los periódicos solo exhibieron prensa deportiva y un periódico en el que no aparecían las citadas fotografías en portada. El cartel informa de la decisión de no vender periódicos con portadas “sensacionalistas y explícitas” por respeto a las víctimas.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

No todos los héroes llevan capa. Os dejamos con la historia con una familia francesa tras el atentado en Barcelona.