El abrazo de estas perritas horas antes de ser sacrificadas les ha salvado la vida

Kala y Keira son dos perritas que vivían en un refugio para animales y les quedaban pocas horas para cumplir el plazo máximo de estancia. Pasado ese tiempo, si no encontraban a alguien que les adoptara, desgraciadamente y a disgusto de todos sus cuidadores, tenían que ser sacrificadas.

Una de las cuidadoras de Angels Among Us, Melinda Evans, publicó en Facebook una foto de las dos perritas abrazadas. Fue una imagen esporádica, el abrazo no fue forzado, y era lo último que podía hacer por ellas; tenía que intentarlo. En pocos segundos la imagen fue compartida miles de veces y consiguió casi 30.000 likes.

Un hombre no pudo soportar la situación y a las dos horas ya estaba en el refugio para adoptar a las perritas y salvarlas de una muerte segura.

El poder de las redes sociales y el gran corazón de la gente puede salvar la vida de animales como Kala y Keira, que por fin han encontrado un amoroso hogar.

Gracias a refugios de animales como Angels Among Us, que se encargan de rescatar y buscar un hogar para muchos animales.