“Disfrutaba” suspendiendo a este estudiante, hasta que conoció una historia con la que se emocionó

La profesora Abigail Thomas siempre se prometió a sí misma que sería la clase de profesora que traraía a todos sus alumnos por igual. Pero esta promesa solo la cumplió realmente al final del curso…. Y es que con Tommy, un chico muy diferente a todos los que estaban en sus clases, siempre fue más severa que con los demás.

failed

Tommy era un niño introvertido y desaliñado, que siempre andaba mirando al suelo. La señorita Thomas le había encasillado como alumno problemático y le había dado por imposible, para preferir centrarse en los otros alumnos de quinto de primaria que, según ella, merecían más su ayuda. Incluso disfrutaba dibujando los ceros en los exámenes del muchacho. Hasta que un día, todo cambió…

Ese día, mirando el historial de Tommy, se dio cuenta que el alumno había bajado su rendimiento escolar por una terrible causa: su madre había fallecido de una larga enfermedad y su padre estaba demasiado ocupado con su depresión para ayudar a su hijo.

La profesora se sintió terriblemente mal, y se puso manos a la obra. En seis meses de centrarse en él y ayudarle a absorber mejor la información de las clases, el pequeño Tommy pasó de un alumno mediocre a matrícula de honor.

padre-hijo-1

Cada cuatro años después la profesora recibió una carta de Tommy. Primero, en el instituto. Después la universidad. Hace una semana recibió una carta que la hizo llorar más de una hora: Tommy se había licenciado en medicina.

Señorita Thomas, sin usted esto hubiese sido imposible. Muchas gracias por todo, ha sido usted como la madre que se me fue antes de tiempo.

Ojalá más gente así…