Dime como cierras el puño y te diré cómo es tu personalidad

La manera en la que colocamos las manos cuando cerramos el puño es algo que no nos ha enseñado nadie, nacemos sabiendo hacerlo.

Al tratarse de algo natural e inconsciente, hay gente que considera que es un rasgo que dice algo importante de nuestra personalidad, y describe la manera en la que nos relacionamos con los demás o tomamos decisiones.

La página web mentalfeed.com ha creado un sencillo test para que podamos comprobar qué significado tiene nuestra manera de colocar los dedos.

Si has elegido A:

Eres sensible e inseguro, y tienes una gran imaginación. Lo que más anhelas es ser protegido y tratado de manera sincera.

Te gusta ayudar a la gente, y eres entusiasta, enérgico y aventurero. Pero por encima de todo, eres divertido y no te tomas demasiado en serio a ti mismo.

Tu deseo de formar parte del grupo y ser aceptado por los demás es a veces tu mayor defecto: a veces eres demasiado agradable y corres riesgo de que los demás se aprovechen de ti. Eso sí, sabes perfectamente quién te trata bien y quién te trata mal.

En cuanto al amor, eres la clase de persona a la que le cuesta expresar sus sentimientos. Si tu pareja siente que le quieres un 30%, en realidad le estás queriendo un 50%.

Siempre tratas bien a la gente, y no eres egoísta.

Si has elegido B:

Eres una persona con un talento desbordante, eres creativo y tienes un carisma especial que te hace ser muy popular. No solo eso, sino que eres generoso, inteligente, tu autoestima es muy fuerte y te preocupas mucho por el poder. Para conseguirlo, eres capaz de trabajar duro, porque eres obstinado y tienes grandes ideales.

Por otro lado, tu corazón es frágil y muchas veces no te acercas a las personas por miedo a pasarlo mal. Tu miedo al fracaso es grande y en ocasiones el ánimo de los demás es vital para ti.

Respecto al amor, tienes tendencia a la melancolía: a menudo te encuentras viviendo en el pasado y pensando en los errores que cometiste. Siempre quieres tener pareja, aunque muchas veces sea algo que te impides a ti mismo. Cuando tienes pareja eres capaz de hacerte el duro y actuar como si no la quisieras, por miedo a que te odie o se canse de ti.

Si has elegido C:

Eres muy una persona muy inteligente y creativa, y un fantástico comunicador, que sabe apreciar el arte y todo lo bello de la vida. A veces puedes llegar a ser demasiado voluble y sensible. Y también pecas en ocasiones de manipulador.

Aunque es parte de tu encanto, sueles ser una persona demasiado callada. Y siempre preferirías sacrificarte a ver a alguien que aprecias sufrir. Muchas veces vives en tus sueños.

En el amor, lo que más quieres es tranquilidad, y tu mayor debilidad es tener un corazón débil: no conoces le rencor y siempre perdonas si te han hecho daño, aunque esperas que se disculpen de forma sincera contigo.

¿Y tú, cómo cierras la mano?