Después de la agresión en una discoteca de Vigo, ahora es Àlex Casademunt quien se juega ir a la cárcel

Álex Casademunt está pasando por un gran momento profesional, polémicas aparte —como esta grabación de Ylenia en la que le “pillaron” junto a Naím echándole la bronca a Carlos Lozano. A todos los fastos del Reencuentro de los “triunfitos“, hay que unir la promesa de más conciertos relacionados con Operación Triunfo, y su nueva faceta como colaborador habitual de Hora Punta.

Una foto publicada por Alex Casademunt (@alex81casademunt) el

Pero parece que el reencuentro con la fama también tiene su lado oscuro. Todos recordamo que hace unas semanas Àlex fue víctima de una paliza en la madrugada del domingo 15 de enero en una discoteca de Vigo. El propio cantante lo confirmó a los medios, y apareció en las redes sociales mostrando el “resultado” de la agresión.

El presunto atacante era un joven de 21 años de edad, que afortunadamente ya ha sido detenido después de haber golpeado al cantante y de romperle un vaso en la cara. Las lesiones obligaron el traslado de Álex a un centro médico, donde tuvo que recibir 20 puntos de sutura en el rostro.

Por lo visto, la pelea se inició, según fuentes policiales, cuando Àlex se dirigió a dos chicas amigas del agresor, y éste intervino supuestamente para “defenderlas, agrediendo finalmente al cantante de 36 años de edad. Pero el testimonio más impactante ha sido el de Amor Romeira, presente durante la agresión, y que ha contado cómo vivió la lamentable agresión.

Sin embargo, tanto el relato del cantante como el de Amor estaría ahora en entredicho ya que el presunto agresor ha asegurado que fue el “triunfito” quién empezó la trifulca. El problema al que se enfrenta Àlex es que ya tiene antecedentes por hechos muy similares, según nos recuerda El Español.

Y los delitos del pasado de Àlex no son, como suele decirse, moco de pavo: a finales de 2016 le cayeron nueve meses de cárcel por una agresión a un joven en la puerta de una discoteca de Madrid. En aquella ocasión, tras una discusión propinó dos puñetazos en la cara del agredido, “el primero a la altura de la mandíbula y el siguiente en la boca“, a un joven que terminó con “una contusión temporo mandibular izquierda, que le produjo una limitación en la apertura de dicha articulación y la fractura de una pieza dentaria“.

El asunto fue que se trataba de unos hechos de 2006, así que tuvo que pagar una cuantiosa indemnización pero dado el tiempo de condena Àlex no tuvo que ingresar en prisión.

Si resultara condenado, al tener antecedentes su situación judicial se complicaría sobremanera, y la posibilidad de su ingreso en prisión podría ser muy real: el colaborador de Hora Punta ya posee antecedentes penales y cualquier nueva condena por un delito de lesiones podría terminar con sus huesos en la cárcel.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, os contamos la razón por la que Àlex Casademunt no participa en GH VIP a pesar del pastón que ofrecían