“Déjate de morreos en público”, la advertencia de Letizia Ortiz para poner orden en su familia

La reina Letizia, furiosa.

Los rumores divorcio, su extrema delgadez, el “compi yogui”… La reina Letizia ha estado en el candelero y se ha visto envuelta en más de una polémica durante los últimos años. Algo que ha hecho tambalear su imagen y la ha convertido en el foco de las críticas, en ocasiones por meros rumores o por situaciones que escapaban a su control.

Por ejemplo, en ocasiones ha estado en el punto de mira por cosas que ha hecho su familia De todos los parientes que cada cierto tiempo “se la lían”, uno de los que más meteduras de pata ha protagonizado es su primo, el abogado David Rocasolano… tantas que dudamos que sigan teniendo relación. Pero en esta ocasión no ha sido él el protagonista de la enésima controversia.

Aunque ella se considera influencer, actriz y empresaria, todo el mundo conoce a Carla Vigo por ser la sobrina de la Reina Letizia. La joven de 20 años lleva meses queriéndose hacer un hueco entre la farándula española, y por ese motivo se ha convertido en asidua de los photocalls. Además, empieza a dejarse ver por los platós o concediendo entrevistas con declaraciones de lo más explosivas.

“Me esperaba comentarios así”.

Carla Vigo parece que no aprende de los muchos escándalos que ya ha protagonizado a su edad, y su tía ya le ha tenido que llamar la atención en varias ocasiones por su afán de protagonismo. Parece que su familia ha perdido completamente la confianza en ella, y teme que puede irse de la lengua en las numerosas entrevistas que la joven está dando en los medios.

Parecía que su comportamiento estaba mejorando después de la última advertencia de la reina Letizia, motivada por las malas compañías que hicieron que Carla dejara de lado su formación. Pero nada más lejos de la realidad: en la fiesta de su 21 cumpleaños recibió numerosas críticas, y no solo por su estilismo.

Además, fue “pillada” con su novio en una situación bastante comprometida. La hija de Érika Ortiz asistió a la celebración con un vestido muy ceñido, en color plata, en el que se podía ver su cuerpo lozano sin dejar nada a la imaginación. Se trataba de un diseño era de José Perea, que es muy amigo de la joven.

Según se ha comentado, habría vuelto a recibir una llamada de atención por parte de la reina para que se deje de “perreos” y “morreos” a la vista de todo el mundo.

En cuanto al estilismo, parece que no ha gustado nada en las redes sociales. “Con ese cuerpo no te puedes permitir esos vestidos que te pones”, comentaron sus numerosos haters. “Me esperaba comentarios así, pero la cosa es que me los esperaba porque con cosas así creáis inseguridades que a lo mejor una persona no tenía”, comentó Carla en respuesta a estas críticas.