De enferma de anorexia a una de las mejores entrenadoras de fitness del mundo, una increíble historia de superación

¿Se puede vencer a la anorexia? No es fácil, pero la historia de la británica Aroosha Nekonam nos demuestra que con fuerza de voluntad todo es posible. Nekonam era una estudiante de universidad aparentemente normal, cuando sus padres recibieron una llamada de los tutores de la joven. Resulta que la salud de su hija era tan precaria que el simple hecho de salir a andar la podría matar. La joven británica había dejado de comer, y había perdido casi toda su masa muscular. La situación era de vida o muerte.

Pero gracias al amor de su familia y la terapia, la vida de Aroosha Nekonam ha cambiado totalmente. Con 25 años la joven trabaja como entrenadora de fitness, y actualmente se prepara para su gran reto personal: el culturismo profesional. Y lo comparte en su cuenta de Instagram para que otras chicas enfermas de anorexia vean que sí, que con fuerza de voluntad y el amor de tu familia es posible salir del terrible agujero que es la anorexia.

Es muy activa en Instagram, y ha compartido muchas imágenes y muchas reflexiones en voz alta que han tocado la fibra sensible de mucha gente:

Una foto publicada por Aroosha Nekonam (@arooshanekonam) el


Este es el espectacular mensaje que ha dejado para todos sus seguidores en una reciente imagen en la popular red social:

Buenos días amores, hoy es un día más para amar y apreciar tu cuerpo. Si tuvieses que hablar con tu cuerpo, ¿qué le dirías?

Querido cuerpo, siento haberte maltratado.

Empezó genial, estaba en el buen camino pero lo llevé demasiado lejos.

Te maté de hambre y te castigué, hablé mal de ti, no te dejé experimentar nada bonito.

Te culpé de todo lo que iba mal en mi vida y nunca te di las gracias.

No te juzgo por haber perdido confianza en mi.

Pero incluso después de todo eso aguantaste y me diste la fuerza interna para seguir viviendo.

Me diste esperanza.

Te prometo que a partir de ahora te honraré y te respetaré.

Ha habido otras imágenes explícitas sobre su transformación física, comparando su imagen actual con la que tenía en sus momentos más difíciles, y reflexionando con mucha sinceridad sobre ello:

Una foto publicada por Aroosha Nekonam (@arooshanekonam) el


Tenía dudas acerca de si postear esto. Más que nada porque cuando miro esta foto se me corta la respiración. Que pudiese hacerme eso. Pero la cosa es, esa no era yo, no era yo misma. Era el caparazón de una persona. Lo que importa es lo que hice después. Me construí a mí misma, partiendo desde cero. No te des por vencido, te mereces recuperarte. Si yo he podido, tú también puedes.

Y aquí puedes ver el vídeo en YouTube donde la joven habla sobre todo esto:



¿Qué os parece su historia?