De acuerdo con la ciencia, viajar con los amigos es bueno para la salud

Está claro que pasar todo el tiempo que podamos con nuestros amigos y amigas no tiene precio. Pero, ¿alguna vez te has planteado lo genial que sería que toda tu pandilla pudiera viajar junta?

Si no lo has hecho nunca, definitivamente deberías plantéartelo porque no solo es el pasatiempo perfecto. Además, es una gran oportunidad para mejorar tu salud. Los amigos y los viajes forman una excelente mezcla que puede hacer maravillas para tu bienestar.

Nosotros hemos querido averiguar cómo sucede todo esto. Porque seguro que tú también tienes muchas ganas de saberlo, ¿verdad? Asegúrate de leer hasta el final del artículo antes de llamar a tus amigas para ir de viaje juntas.

Generalmente relacionamos la amistad con el apoyo, alegría, confianza y buena comunicación. Pero para la ciencia, hay una definición más igual de importante: buena salud. Los estudios demuestran que los amigos ayudan a reducir el estrés y el riesgo de problemas del corazón.

Además, también disminuyen los niveles de la hormona del estrés, el cortisol, durante las experiencias negativas. Grandes cantidades de cortisol aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Josephine Skriver (@josephineskriver) el

Así que la amistad nos ayuda a ser mejores, además de influir en nuestra tolerancia al dolor. Cuanto más grande es la red social de una persona, mejor soporta esta el dolor. Y todo esto sumado a la influencia positiva de los amigos en nuestro bienestar nos ayuda a vivir más tiempo.

La ciencia también nos confirma que los viajes por sí solos tienen un efecto positivo en la salud. Además de suponer un momento divertido y de permitirnos descansar de la rutina de nuestro día a día, durante los viaje mejoramos nuestra flexibilidad cognitiva

Cuando nos involucramos en el entorno de otro país, podemos revivir la mente y ser más creativos. El mero hecho de planear un viaje puede hacernos más felices, y el viaje en sí puede contribuir a nuestra satisfacción con la vida.

Viajar ayuda a hacer frente a la depresión, ya que tenemos la oportunidad de cambiar de ambiente, relajarnos y explorar características nuevas e interesantes de un país diferente. También refresca nuestras mentes y reduce el estrés. Por último, la actividad durante un viaje nos ayuda a mantenernos en buena forma.

¿Y si combinamos amistad y viajes? Pues en ese caso obtenemos todos los beneficios mencionados anteriormente, o sea, un doble efecto positivo en nuestra salud. Al mismo tiempo, podemos tener una excelente experiencia compartida y valiosa. Ayuda a fortalecer nuestra conexión con los amigos y crea recuerdos maravillosos.

Estos momentos comienzan a tener más importancia a lo largo de nuestras vidas y nos permiten ser más positivos. Por lo tanto, los viajes entre amigas no solo son buenos para la salud, sino que también tiene un efecto positivo en los vínculos emocionales con los amigos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lorena Rae (@lorena) el

¿Alguna vez has viajado con tus amigos? ¡Comparte tus historias en los comentarios!