web analytics

Daniel, el hombre descuartizado por su mujer y sus hijos después de violar a sus hijas menores

Laura Marcela Campos, una mujer de 47 años, ha asesinado a golpes a su pareja, Daniel Tomás Silvero de 56 años, y posteriormente ha descuartizado su cuerpo después de que el hombre hubiera sido denunciado por cometer abusos sexuales sobre su hija biológica y su hijastra.

Daniel ya fue acusado por abusos, por primera vez, en el año 2010, aunque la causa quedó finalmente archivada por los agentes policiales encargados de delitos contra la Integridad Sexual. En 2019, el hombre había recibido otra nueva denuncia por agresión sexual, en esta ocasión sobre la hija de 12 años de su última pareja.

La mujer y sus dos hijos, de 27 y 21 años, han sido detenidos el pasado viernes como sospechosos de haber asesinado y descuartizado a la víctima, cuyos restos fueron encontrados en plena calle de la ciudad de Villa Fiorito (Argentina) durante el miércoles. Cuando unos empleados de la limpieza hallaron dos piernas humanas mutiladas dentro de una bolsa de basura, y cubiertas de cal viva.

La policía inició una investigación para identificar los restos humanos. Los agentes consultaron entre las denuncias de desaparecidos y dio con Daniel, quien se encontraba desaparecido desde el pasado 1 de junio. Motivo por el que fueron al domicilio de Laura a preguntar por la víctima.

Las incongruencias en el relato de la mujer y otra serie de pruebas, terminaron con su detención y de sus dos hijos, quienes profesionalmente son carniceros. Delante de la Policía, la mujer acabó derrumbándose y reconociendo que mató a golpes a su pareja y que luego descuartizó su cuerpo y lo arrojó en distintos lugares.

Laura terminó por admitir su culpabilidad pero explicando que era insoportable vivir con su pareja, a quien describió como un violento abusador, al que no podían dejar a solas con su hija.

Durante la misma tarde del viernes y con las indicaciones de la detenida, fue encontrada la cabeza del fallecido en un arroyo y otros restos mutilados en las cercanías de dicho lugar. La mujer y sus dos hijos se encuentran ahora en prisión provisional sin fianza, a la espera del juicio. El caso ha alcanzado una importante trascendencia mediática en todo el mundo.