Cristina Seguí monta en cólera por una corona LGTBI de Burger King, y le llueven los “zascas”

Todos sabemos que a Vox y a su órbita no les gusta nada todo lo que tenga que ver con el colectivo gay, al que califican de “lobby”. Se trata de algo que ha quedado meridianamente claro a través de comentarios y manifestaciones al respecto.

Pero podría decirse que su campaña en contra, de momento, les ha salido regular: regalaron sin querer un icono a la causa de los derechos LGTBI cuando incluyeron a “Gaysper”, el famoso fantasma con la bandera arco iris, en su famoso meme del 28-A.

Con la llegada del mes del Orgullo, la celebración que amenazaron con prohibir, era evidente que volverían a saltar las chispas. Y que muchas de las iniciativas de estos días no las iban a ver con buenos ojos.

Una de las primeras en polemizar en las redes ha sido Cristina Seguí, que ya no forma parte del partido pero fue cofundadora y presidenta de la formación en Valencia. El objeto de su malestar ha sido una corona de Burger King con la bandera de arco iris, que interpretan como un adoctrinamiento.

Como era previsible, el tuit ha levantado mucha polémica; la periodista ha terminado teniendo una bronca con el guionista y dramaturgo Guillem Clua.

Pero no ha sido la única en criticar la acción de la cadena. Y no únicamente la corona, sino también este otro anuncio en el que se ve a dos mujeres dándose un casto beso.

El vídeo fue publicado hace un mes, y los comentarios que se pueden leer van desde la indignación a teorías de la conspiración. Algunos de los mensajes que se han podido leer son como estos:

https://twitter.com/vademetroananas/status/1142376376659513345

Pero la realidad es que la mayoría de los tuiteros se ha tomado la polémica con humor, posicionándose del lado de la empresa:

https://twitter.com/ElJaviParla/status/1142922404471156737

https://twitter.com/GranCTimes/status/1143129766331109376

¿Qué os parece a vosotros?