Cristina Rodríguez se salta las normas de ‘Cámbiame’ en favor de una candidata, y divide a los espectadores en las redes sociales

Cristina Rodríguez no deja indiferente. La presentadora de Cambiame puede cambiar —y muchos siguen quejándose de que el papel le haya caído a Carlota Corredera, y claman por el retorno de Marta Torné—, pero los estilistas siguen siendo las grandes estrellas del programa. Y entre ellos, Cristina destaca con su personalidad arrolladora.

Hace poco lo demostró en la alfombra roja de Los Goya; acudía de hecho como una de las nominadas en la categoría de Mejor Diseño de Vestuario, por sus trabajos en la aclamada Tarde para la ira y No culpes al karma… Y demostró que lo suyo es arriesgar con un atrevido vestido con el que posó para los fotógrafos en el fotocall.

Y ha seguido dando mucho de qué hablar: para empezar, lo ha petado recientemente en las redes con el programa especial de Cambiame en San Valentín, ya que su misterioso novio le ha escrito un mensaje muy romántico a su chica para decirle lo mucho que la quiere… justo cuando las revistas habían revelado su identidad.

Ahora, Cristina ha dicho que “las normas están para saltárselas” y durante un nuevo cambio ha decidido saltarse el reglamento del programa.

Todo comenzó cuando Nagore, en la propia pasarela, intentó convencer a los coaches de que eligieran para el cambio a su hermana Nora, que desconocía la que se le venía encima. Sin embargo, comos los estilistas no podían ver a la tal Nora, rechazaron la propuesta.

Sin embargo, resultó que la aspirante estaba muy cerca del plató, así que ni corta ni perezosa Cristina Rodríguez se levantó y acudió en su búsqueda. Una vez localizada, y al verla muy impactada por lo que acababa de ocurrir, decidió darle una segunda oportunidad para subirse a la pasarela y convencer a los estilistas.

Y claro, no le quedó más remedio a la propia Cristina de aceptar el reto y encargarse del cambio. Un cambio no solo estilístico sino también personal: Nagore había contado lo mal que lo pasó su hermana de pequeña en el colegio, y cómo la televisión se había convertido en su refugio.

Al final, la estilista ha querido dar un mensaje de ánimo a la participante y ha puesto en boca de Nora las palabras que tendría que decir al resto:

“Espero que os guste pero si no os gusta da lo mismo, porque Nora a partir de ahora va a ser fuerte y va a luchar porque su voz prevalezca y se guste. No se puede gustar siempre a todo el mundo.”

Así se vivió el cambio en las redes, donde algunos estaban encantados con el cambio… y otros no tanto:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Os dejamos con el cambio de Cristina Rodríguez que no ha gustado ni a la participante… ni a las redes… ¡ni a Pelayo!