Cristina Pedroche se pronuncia públicamente sobre el polémico insulto en directo de Santi Alverú a Dabiz Muñoz

La semana pasada se vivió un momento lleno de tensión en Zapeando entre los colaboradores Santi Alverú y Cristina Pedroche. Resulta que desde el programa llevaban varios días “shippeando” a la colaboradora Pixelskaya y e Santi Alverú.

Para el que no esté familiarizado con el término significa mas o menos que creen que harían buena pareja, y por lo tanto cada vez que coinciden en el plató se hacen muchas bromas al respecto. Tanto que durante la emisión del programa un espectador comentó: ″¿Cuándo se van a casar?”

En ese momento, Pedroche se metió en un charco poniendo un duda que Alverú pudiera salir “con ese pedazo de mujer”. Su compañero de mesa hizo un ademán de marcharse del plató, pero finalmente decidió vengarse con un contraataque durísimo asegurando que: “no soy yo el que sale con uno que mide 1,60″, aludiendo a la supuesta altura de Dabiz Muñoz, marido de Pedroche.

La cara de la vallecana era un poema, mientras la tensión se podía cortar con un cuchillo en el plató. Finalmente, Pedroche dejó caer que: “Mejor que no vengas DiverXo porque si no te escupe él, te escupo yo”.

Los seguidores del programa culparon a Pedroche por haber criticado el físico de Alverú, aunque este tampoco se libró de los comentarios negativos.

Tras la polémica, los colaboradores del programa de humor han querido aclarar las cosas. Concretamente, a través de las Stories de Cristina Pedroche en Instagram, y desde Diverxo, el restaurante de Muñoz.

Alverú acudió al local acompañado de Pixelskaya, y tras bromar sobre cómo se dignaban a aparecer tras haberla “dejado sola con la polémica”, tanto Alverú como Pedroche quisieron aclarar lo sucedido.

“Vamos a explicar esto, no hay polémica”, inició Pedroche. “Fue una broma entre compañeros, que las quiero un montón, que son las mejores, que la liamos parda porque trabajamos en Zapeando y si trabajásemos en otro sitio seríamos graciosos”, dijo Alverú.

“No somos graciosos”, interrumpió Pedroche, “entonces, mi broma no estuvo bien y la suya tampoco”. Pero “lo que dijimos de Maya es totalmente cierto”, dijo con humor la colaboradora, recordando aquello de que su compañera es “un pivón”.

Posteriormente se vio a Alverú y a Pixelskaya subir las escaleras hacia el restaurante mientras Pedroche les dice que se lo pasen bien “que eso es lo importante”, antes de zanjar el asunto de la altura de su marido: “Y ya veréis a mi marido, que mide 1,70″.

https://youtu.be/CSBZ-PLSdN8

Por su parte, Alverú en redes se defendió con el siguiente tuit, en el que destaca el derecho de los humoristas a hacer humor a cualquier precio. “Amigos, en un programa de humor, las bromas entre compañeros, son eso, bromas”, empezó diciendo.

Su comentario no quedó sin respuesta:

Y a ti, ¿qué te parece?