Cristina Pedroche confiesa qué es lo que menos le gustó de las Campanadas… y es algo en lo que nadie se había fijado hasta ahora

La carrera de Cristina Pedroche es una auténtica montaña rusa… en solo 10 días ha podido saborear lo mejor y lo peor de las audiencias de televisión. Si en Nochevieja se convertía en lo más visto y comentado de la noche —daba a Antena 3 sus Campanadas más vistas de los últimos 12 años—, el martes siguiente en prime time el estreno de Tú sí que sí, su nuevo talent show, ha sido un fracaso.

Pero ella sigue adelante, y parece que su capacidad para generar titulares sigue intacta. Así lo demostró a su paso por El Hormiguero para promocionar Tú sí que sí. Está claro que la participación de Pedroche en el talent show es su mayor reclamo, así que ha pasado por el programa de Pablo Motos dispuesta a dar de qué hablar… y lo ha conseguido.

La presentadora, entre otras cosas, ha compartido sus trucos para mantener la excelente forma física que presenta, entre ellos, hacer las sentadillas perfectas. Pedroche, ni corta ni perezosa, le enseñó a Pablo Motos cómo debía hacerse el ejercicio para conseguir los mejores resultados.

De hecho, ha contado que para las Campanadas se marcó el reto de hacer 100 sentadillas diarias para que el “culo se ponga duro como una piedra.

La presentadora, gran aficionada al running, también ha contado algunos secretos de este deporte… incluyendo su miedo a que “se me caiga el pecho.

“El pecho va botando, pero yo hago muchos ejercicios para que no se me caiga y esté siempre firme.”

Pero otras de las cosas que más ha llamado la atención sobre el paso de la vallecana por El Hormiguero, ha sido su sinceridad a la hora de contar qué es lo que menos le gustó sobre la famosa —y comentadísima— Nochevieja

Antes, la presentadora insistió en que ella “eligió el vestido y se mostró muy molesta con las críticas de las feministas en las redes sociales:

“Ven una historia que no existe. Lo que más rabia me da de todo esto es que se piensen que soy tonta. Si a mi alguien me obliga a ponerme un vestido, no me lo pondré.”

Pero hubo algo que no le gustó nada, y en lo que nadie había reparado hasta ahora: el jarrón que había delante de la cámara y que tapaba su vestido, en el que llevaba trabajando desde agosto.

“Eso es horrible, un jarrón con una máscara horrible. Yo me he planteado, es que no sé… si es que a Antena 3 le pagaban porque saliera esa máscara tan fea allí. Yo estoy trabajando en un vestido desde agosto y necesito que el vestido se vea bien.”

Básicamente es un elemento de atrezzo en el que creo que nadie se había fijado… precisamente por estar demasiado pendientes del vestido. ¿Si no hubiera estado nos hubiéramos fijado aún más en él?

Por cierto, que el paso de la Pedroche por el programa ha dado para todo tipo de comentarios en las redes:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Va, soy de Vallecas“: os dejamos con los mejores memes sobre Cristina Pedroche en Hipnotizame, que se cebaron con sus caras de terror… y el motivo por el que no la hipnotizaron.