“Confirmada la muerte violenta”: Estupor tras la última información sobre la aparición del cuerpo de Esther López

La policía duda ahora si el cuerpo de Esther López estuvo ahí desde el principio

Se cumplían tres semanas desde que Esther López desapareciera en Traspinedo, Valladolid. De momento no había rastro de la joven y, tras no haber encontrado pruebas incriminatorias del primer sospechoso, la policía se centró en otro de sus amigos por las contradicciones en su testimonio. Pero el caso parece haber dado un giro definitivo.

Según informó la Cadena Ser, agentes de la Guardia Civil hallaron un cadáver en la zona en la que desapareció Esther López, la chica de Valladolid que a la que se le perdió la pista el pasado 12 de enero. Hasta el momento se habían hecho varias batidas con agentes y vecinos de la zona de Traspinedo, donde se perdió el rastro de Esther. Por el momento se desconoce si el hallazgo corresponde a la vecina, de 35 años.

La Guardia Civil cortó los accesos por carretera, a la zona del polígono industrial Tudero. Los agentes están rastreando una zona donde ya se habían realizado varias batidas en busca del rastro de la mujer. En concreto, se trata de unas parcelas anexas a la carretera de acceso al pueblo, situadas a 3 kilómetros de Traspinedo.

La policía sospechaba que el cuerpo fue trasladado al lugar donde se encontró

Según ha informado Telecinco atendiendo a informaciones policiales, el cuerpo encontrado pertenece a Esther Lopez.

La Guardia Civil ha confirmado que el hallazgo del cuerpo se ha hecho en una zona “próxima” a la que en anteriores días ya se había inspeccionado, por lo que se sospecha que el cadáver habría sido trasladado hasta allí en las últimas horas, ya que, además, no estaba enterrado y se encontraba a la vista. La zona en la que se encontró es muy concurrida y fue un paseante el que se percató de que el cuerpo estaba ahí y avisó a la Guardia Civil.

Los primeros indicios hacen dudar a la policía

Ahora toda la investigación se centrará en la autopsia, y es que las primeros indicios de criminalidad que han podido observar en el cuerpo hacen que Policía no se atreva a dar nada por supuesto, la información que da Nacho Abad en El Confidencial apunta varias claves.

En principio no hay signos externos de violencia evidentes y visibles, por este motivo la médico forense no se ha atrevido a establecer ni a apuntar una posible causa de la muerte durante el levantamiento del cadáver, algo que siempre se hace cuando es más obvio lo que pudo suceder. Aunque sí se sabe que el cadáver estaba en una fase cromática, lo cual podría indicar que falleció la misma madrugada de su desaparición.

Aunque no se descartaría una muerte natural o accidental, por la falta de signos evidentes de violencia, el equipo forense tendrá que determinar lo que pudo suceder a Esther esa noche. La Policía está sorprendida de que el cuerpo estaba vestido y con todos sus efectos personales intactos, no le faltaba nada: ni llaves, ni cartera, ni móvil. Lo cual sorprendería, ya que el móvil es un objeto del que se pueden sacar muchas pruebas. Tampoco la ropa estaban sucia, y no aparentaban señales de arrastre, ni de haberla arrojado desde un coche. En este momento no se descarta que el cuerpo pudiera haber estado ahí desde el primer momento.

La Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género asegura que la muerte violeta estaría “confirmada”

Sorpresa por el tuit de la Delegada del Gobierno contra la violencia de género Mª Victoria Rosell Aguilar en el que asegura que “Confirmada la muerte violenta de la joven desaparecida en Traspinedo (Valladolid), quiero expresar mis condolencias y apoyo a su familia y personas queridas, y pedir respeto para ellas y para la investigación. Debemos evitar elucubraciones y reacciones que pueden causar más daño” cuando no ha trascendido todavía ningún detalle al respecto de la investigación.

Noticia en ampliación.