Condenan a un chico de 14 años a cadena perpetua por matar a una niña de 12 por un video

A pesar de su corta edad puede pasarse una vida en la cárcel.

La pequeña víctima se encontraba en una fiesta navideña cuando otro joven con el que estaba discutiendo por un video que subió a las redes sociales lo apuñaló en el cuello. Aunque en un principio negó lo sucedido, más tarde lo admitió y llevó a las autoridades hasta el arma homicida.

La menor de 12 años estaba en el evento navideño de encendido de luces jugando con el amigo de su asesino en 2021. El homicida grabó la escena para subirla a Snapchat, motivo por el que comenzaron a discutir. Esta pelea acabó con el trágico suceso y la muerte de la niña de 12 años.

Aunque el agresor negó lo sucedido ante la policía una vez detenido, la familia presentó como prueba los videos de seguridad de las cámaras de la zona, en los que se podía ver claramente la implicación del adolescente en la muerte, se halló sangre de la niña en su chaqueta.

Finalmente el menor colaboró con la investigación.

La defensa del joven intentó que colaborara y por este motivo condujo a los investigadores hasta el lugar donde estaba el arma del crimen. El adolescente de 14 años era un chico conflictivo y asistía a un centro de educación especial en Liverpool, según confirman fuentes de El Comercio, además, era reincidente en actos violentos.

El chico asegura que mintió porque inicialmente no quería ir a prisión y porque “no quería hacerlo”. A pesar de su corta edad, ha sido condenado a cadena perpetua con la obligatoriedad de cumplir como mínimo 15 años en un centro penitenciario.