Christian Gálvez se niega a pedir perdón por una de las consideradas mayores pifias profesionales de 2016

img_20170103_002518

El 2016 nos dejó uno de los casos más desagradables que hemos conocido, y que tiene de protagonista a Fernando Blanco, autor de una supuesta estafa de más de 150.000 euros al aprovecharse de la enfermedad de su hija Nadia para recaudar ese dinero.

La niña, de once años, padece tricotiodistrofia, una enfermedad de origen genético poco frecuente, por lo que se le considera una enfermedad de las denominadas raras. Las principales manifestaciones de la tricotiodistrofia consisten en anomalías en el pelo, retraso en el desarrollo físico y mental, ictiosis, signos de envejecimiento prematuro y fotosensibilidad en la piel.

La cuestión es que el padre había montado un auténtico negocio alrededor de la terrible enfermedad de su hija, y en el registro efectuado en su casa se encontró abundante ropa de marca, aparatos de última tecnología y una colección de relojes valorada en más de 60.000 euros.

espejo-publico-fernando-blanco_1855924525_1533138_642x400

Y en todo esta estafa que había montado Fernando Blanco, hubo muchos rostros conocidos que prestaron su imagen para fomentar las donaciones a la niña Nadia. Por supuesto, ninguno sabía nada de lo que tramaba el padre, y algunos han querido ahora pedir perdón por haber participado, sin saberlo, en este engaño, como la periodista Ana Pastor.

galvez-nadia-600

Pero otros se niegan a pedir disculpas por ser solidarios, como en el caso del presentador Christian Gálvezque espera que ninguno de los famosos que participaron en el calendario lo hagan:

“Hace dos años, yo y un grupo de personas que salimos en la televisión estuvimos promocionando un calendario, y me llamó la atención que uno de los famosos que colaboró con ese calendario pidió perdón. Pidió perdón por ser solidario. Yo no voy a pedir perdón. No me gustaría que el resto de compañeros que trabajamos en ese calendario lo hiciera.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, os dejamos con la trágica confesión de Christian Gálvez sobre su salud.