Cachondeo por lo que le pasó en un bazar chino al pedir un producto

Un tuitero se ha coronado en la red social del pajarito azul. No ha sido con una broma, ni con un tuit sobre la convulsa actualidad de nuestro país. Qué va, ha sido al contar una curiosa anécdota que le sucedió al entrar a un bazar chino.

Lo mejor de todo es que su historia demuestra de alguna manera lo bien integrada que está la comunidad asiática en la sociedad española. Como mínimo, lo rápido que se adaptan al idioma español.

En este comercio, el usuario llegó con la intención de pedir un pulverizador de agua, de esos que llamamos de forma coloquial un “flús flús”. Para ello, buscó una fotografía del producto para facilitar que el tendero pudiese encontrarlo.

Pero la vida nos da sorpresas. “Acabo de entrar a un bazar chino, y les he enseñado esta foto para evitar preguntar por un flusflús, con todo lo awkward del palabro, la barrera lingüística y todo eso. “Ah, un flusflús”, me ha dicho. Y hay quien dice que no se integran”, escribió Pablo Blumper, el citado tuitero.

Su mensaje ha sido muy compartido en redes, y en pocas horas tiene más de 2.000 compartidos y 10.000 me gusta.