“Bomba de sangre”, el peor plato (con permiso del “León come gamba”) de la historia de MasterChef

Aniuska, conocida ya entre la audiencia de MasterChef como “la atleta“, se estaba convirtiendo en una de las concursantes más peculiares de los primeros programas de esta nueva edición del concurso culinario. Su historia desde luego llamaba la atención: según ella, había abandonado por completo su prometedora carrera como atleta para luchar por ser cocinera. En el programa había llamado la atención su nerviosismo, hiperactividad y competitividad. Ha sido la primera expulsada del concurso por culpa de un plato que a muchos espectadores les ha recordado al mítico “León come gamba” del año pasado.

Recordemos aquella obra maestra de la alta cocina que se convirtió en todo un fenómeno social, y que ahora se usa como sinónimo de “plato desastroso“:

img.rtve

En la prueba de eliminación los aspirantes tenían que crear un plato con los ingredientes que tenían en el que el maíz fuera protagonista. Aniuska, después de haber tenido muchos problemas para conseguir cocer correctamente un bizcocho, presentó un postre al que llamó por su impactante color rojo “bomba de sangre. El nombre era apropiado, ya que se trataba de un postre que realmente parecía un amasijo de carne ensangrentado y con el que el jurado no pudo disimular su desagrado.

Cf-_N1HW4AAkId2

La “atleta” reconoció que “había tenido una guerra con el plato“, a lo que Pepe añadió que “también con la cocina. El cocinero de El Bohío bromeó con el estado de la cocina diciendo que “también se le podía decir ‘¿has visto lo que hace la cerda de tu hija?’“, la famosa frase de El exorcista.

Los tres jueces coincidieron después de probar el plato en que era “un desastre absoluto, y recomendaron a la concursante que trabajase para superar sus nervios cuando la situación se vuelve desfavorable, ya que eso hacía que cometiera numerosos errores.

Cf9QK4aUAAE-mIK

Eso sí, en las redes sociales la gente se lo pasó pipa con la desgracia de Aniuska:


¿Qué os ha parecido a vosotros su creación? ¿Merece pasar a la historia al lado del “León come gamba“?