Bochorno en ‘Sálvame’: Carlota Corredera expulsa a Antonio Montero por llamar “mala madre” a Rocío Carrasco

La presentadora no está dispuesta a que ciertos comentarios se sigan vertiendo en su programa

La emisión de la docuserie sobre Rocío Carrasco sigue levantando ampollas. Aunque el foco del programa ha estado en la relación de la hija de Rocío Jurado con Antonio David y sus hijos, los personajes secundarios no dejan de sucederse.

Carlota Corredera, presentadora de la docuserie, ha cargado en los últimos tiempos contra los que ella considera “negacionistas” del relato de Rociíto. La gallega avisó hace unos días de que no estaba dispuesta a seguir lidiando con ciertos comentarios, aunque vinieran de compañeros de Sálvame.

Según ella, no iba a permitir que se embarrasen las pruebas presentadas por Rocío Carrasco, y que a estas alturas ya no servía desconfiar de “la verdad” de la hija de Rocío Jurado. Por eso, le dijo a sus jefes y también a los espectadores que no iba a seguir perdiendo el tiempo tratando de convencer a las personas que dañasen los derechos de las mujeres.

El mensaje se entendió como un ataque directo a dos personas: Kiko Matamoros, con quien ya ha limado asperezas, y Antonio Montero, que ayer casualmente también se encontraba en el plató de Sálvame. La presentadora comentó que su intención no era entrar en un conflicto con Montero, pero este no se lo puso nada fácil.

Carlota Corredera pide a Sálvame que elija: Antonio Montero o ella en plató.

Finalmente, la tensión entre los dos terminó estallando, de la peor de las maneras. Ocurrió cuando Belén Esteban estaba contestando a unas palabras de la hermana de Olga Moreno. Esta se refirió a unas palabras de la colaboradora sobre Jesulín.

“Cuando me he equivocado de algo del padre de mi hija he tardado tres días en pedir perdón”, dijo Esteban. Algo a lo que Antonio Montero contestó: “A Jesulin se le ha calificado como mal padre toda la vida. Jesulín con su hija es un mal padre y para mí Rocío con su hija es una mala madre”, dijo en relación a la hija de Rocío Jurado. Esto hizo explotar a Carlota Corredera.

“Antonio, que se está yendo la presentadora”, avisó Lydia Lozano de lo que estaba por venir. Corredera se levantó de su asiento y se dirigió al lugar del director para alertar de algo.

“No voy a seguir trabajando con Antonio Montero, si se queda en plató yo me voy”, dijo. La presentadora explicó el motivo: “No voy a permitir que después de todo lo que hemos contado y de todo lo que hemos explicado, que este señor se permita el lujo de llamar mala madre a Rocío Carrasco delante de mi”, dijo.

“Bueno, pues me voy”, así abandonó Montero el plató de Sálvame. “Te lo agradezco”, le dijo Carlota tras la decisión de hacerlo de manera voluntaria. El paparazzi se marchó cabizbajo y sin decir nada más.

Después de esto, Carlota Corredera solo quiso añadir: “Se acabó, esto no es un juego, ¿eh?”, dejando claro que no está nada de acuerdo con las palabras del colaborador.

Y tú, ¿qué opinas de lo sucedido?