Beber whisky puede hacer que tus síntomas del resfriado se alivien y la ciencia lo ha confirmado

Aunque no cure la enfermedad en su totalidad, sí hará que te sientas mucho mejor.

El resfriado común, también conocido como resfrío común, catarro o constipado, es una enfermedad infecciosa viral del aparato respiratorio superior que afecta la nariz, la faringe y la laringe. Es causado principalmente por el rinovirus, y puede afectar a personas de todas las edades.

El virus se contagia a través del contacto con la persona infectada, o la inhalación de sus gotitas de saliva, y los síntomas aparecen entre uno y dos días posterior al contacto. Entre los síntomas se incluyen generalmente dolor de garganta, rinitis, rinorrea y malestar general, y alcanzan su mayor intensidad entre el primer y tercer día de evolución. La duración suele ser de siete a diez días, aunque ocasionalmente pueden persistir hasta por tres semanas.

Giphy

Se trata de un tipo de infección respiratoria alta distinto de la gripe, una infección viral más grave, aunque muchas personas confunden ambos términos.

Pasar tiempo en un lugar cerrado con personas infectadas, o en contacto cercano con una persona infectada, lógicamente aumenta el riesgo de contraer un resfriado. Además, la poca humedad ambiental aumenta las tasas de transmisión viral. Una teoría es que el aire seco provoca la evaporación de agua, lo que permite que pequeñas gotitas con virus puedan dispersarse a mayor distancia y permanecer en el aire por un periodo de tiempo más prolongado.

Giphy

También es cierto que en los meses de frío aumenta la probabilidad de que te contagies, y por este motivo tendemos a comprar un sinfín de remedios para aliviar los primeros síntomas. Sin embargo, la solución podría estar más cerca de lo que pensabas: hace poco la ciencia comprobó que el whisky podía ayudar a aliviar los síntomas del resfriado.

Vale, este licor ardiente no va a curar la enfermedad, pero lo ideal es que sea bebido cuando comiences con los síntomas, según ha explicado el doctor William Schaffner, presidente de medicina preventiva explicó que otorga alivio en el cuerpo.

Giphy

“El alcohol dilata los vasos sanguíneos un poco, y eso hace que sea más fácil para las membranas tratar la infección”, explicó William ABC News. Además, al ser un licor fuerte ayuda a aliviar diversos dolores. Se recomienda beber mezclando dos tragos de whisky con miel, para después agregar 200 ml de agua caliente y un poco de jugo limón… y dejar que haga el efecto correspondiente.

Obviamente, no aconsejamos tomar este tipo de bebidas periódicamente, así que debe mantenerse en equilibrio con líquidos que te mantengan hidratado.

Giphy

¿Qué os parece a vosotros?