Bea y Rodrigo confirman que siguen juntos… pero lo más curioso es dónde se han ido a vivir juntos

La ganadora de la última edición de Gran Hermano y Rodrigo se encuentran haciendo el inevitable tour por los programas de Mediaset, después de unos pocos días de descanso navideño.

Su primera parada ha sido el plató de Sálvame, donde han contado lo felices que se encuentran juntos: “Estamos mejor todavía, estoy más enamorada, muy contenta. Cuando dicen el pijo y la choni de la edición no me duele, tampoco es tan pijo como lo pintan“. Pero hay algo de sus declaraciones que ha resultado muy sorprendente a sus seguidores.

Y es que la que fuera una de las parejas protagonistas de la última edición del reality ha contado que, además ser felices y comer perdices, se han mudado a la casa de la madre de Rodri —sí, la misma a la que acusaron de haber usado sus influencias para meter a su hijo en el concurso.

Así se lo contó la joven a Paz Padilla:

“Sí tenía miedo, pero la verdad es que estamos genial. No hemos discutido en ningún momento y tenemos a nuestras dos madres viviendo juntas en mi casa.”

La verdad es que no es precisamente el sueño de cualquiera, vivir en casa de tus suegros —acompañada además de tu propia madre—… especialmente cuando acabas de comenzar la relación. Pero quiénes somos nosotros para juzgarlo.

🍳👏😍

Una foto publicada por Beatriz Retamal 👑 (@lalianaranjita) el

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que la propia Bea —ganadora del concurso— ha acusado a Telecinco de tongo durante esta discusión con Adara.