Averigua cómo es la personalidad de la persona que tienes delante, solo con mirarle los pies

Los pies nos dicen mucho más de lo que creemos sobre el carácter de las personas, sobre su estado de ánimo e incluso sobre su salud. Es una cuestión de determinar cuál es la forma, tamaño y colocación de los dedos, además de saber cómo es la pisada, y podremos sacar conclusiones muy valiosas sobre cómo es la personalidad de la persona que tenemos delante.

Esa es al menos la teoría de Imre Somogyi, autora de Reading toes: your feet as reflections of your personality —”Leer los pies: tus pies como reflejo de tu personalidad“—, que ha realizado un detallado estudio sobre cómo la forma de los pies y los dedos nos pueden decir cómo es la persona.pies

1. El pie griego:

Se trata de los pies en los que el segundo dedo es más alto y estrecho que el gordo, y sobresale respecto al resto. Puede decirse que los dedos acaban en punta, haciendo que el pie tenga forma de triángulo.

Se trataría de personas activas y entusiastas, que tienen que estar permanentemente haciendo cosas. Gente muy activa, generalmente muy deportista y muy hábil que además puede ser un gran lider o jefe de equipo, siempre y cuando sea capaz de controlar su efusividad e impulsos.

2. El pie cuadrado:

En este caso todos los dedos –incluido el gordo– tienen una longitud similar,  así que la punta del pie tiene una forma que recuerda a un rectángulo.

Son característicos de personas analíticas que examinan con detalle cada decisión o problema que se les plantea. Al contrario que la gente con pies egipcios, estas personas no son nada impulsivas y siempre huyen de tomar decisiones improvisadas. Por este motivo, transmiten seguridad y son de fiar.

3. El pie egipcio:

También se le llama “pie de agua” o “pie afilado“, por su forma alargada en la que todos los dedos están inclinados hacia el dedo gordo.

Se relaciona con personas muy soñadoras, normalmente se les considera idealistas con tendencia a evadirse de la realidad, quizás demasiado. Su estado de ánimo es cambiante y tienen una actitud rebelde ante los convencionalismos de la vida cotidiana.

4. El pie romano o común:

Se trata de pies con una forma que se considera armónica y proporcionada, en la que el tamaño de los dedos va descendiendo en escala.

Los propietarios de estos pies comunes suelen ser personas muy extrovertidas y sociables. Están abiertos a las nuevas experiencias y por lo tanto son personas a las que les encanta viajar y conocer nuevas culturas.

Por culpa de su excesiva seguridad en sí mismos y su orgullo, pueden acabar resultando algo excéntricas.

El tamaño importa:

Según explica Somogyi en su libro, también influye la postura y la forma de los dedos , así como la separación que hay entre ellos. Por ejemplo, cuando el dedo gordo es muy largo estaríamos ante una persona “habladora, dada a estallidos verbales y con aires de grandeza“,  y cuanto más separado esté del segundo dedo será porque más le cuesta expresar sus emociones o sentimientos.

En general, cuanto más largos sean los dedos, más ambiciosa será la persona, ¡así que muy atentos a este rasgo!