Así estalló Bertín contra quienes le han llamado machista

tumblr_inline_o3ipdpLPZL1ttb9hi_1280

Quizás parte del éxito de su En la tuya o en la mía es que nunca se calla lo que piensa, aunque muchas veces resulte políticamente incorrecto. Sea por ese motivo o no, lo cierto es que han sido muchas las ocasiones en las que Bertín Osborne ha sido tachado de machista.

Eso es al menos de lo que le acusa José Confuso, colaborador de El País, que ha escrito un artículo llamado “Sara Carbonero: la última víctima del machismo de Bertín Osborne“. Pero, ¿es para tanto?

Es cierto que en su programa con Iker Casillas y Sara Carbonero como invitados, la segunda vez que aparecía el nombre de la periodista fue cuando le preguntó a Iker “¿y Sara cocina bien?“. La primera había sido para preguntarle a Iker Casillas que qué tal llevaba ella el traslado a Portugal.

Analicemos la situación. Pocos de los espectadores que anoche se sentaron delante del televisión en La 1 no estuvieron pendientes de la llegada de Sara Carbonero al programa. Nada extraño si tenemos en cuenta que es una figura mediática y que la propia cadena la había utilizado como gancho para la audiencia“, dice Confuso en su artículo. “La periodista se hizo esperar. Concretamente, hasta que los dos caballeros se trasladaron a la cocina y comenzaron el tradicional teatro de ‘no sé cocinar’, ‘yo tampoco’, ‘pues vas a ver tú la que liamos’.

Cierto es que en ese momento, Sara llegó con cara de pocos amigos e hizo un comentario sobre lo sencillo de la receta —estaban tratando de hacer unos huevos fritos con patatas fritas. Tú que eres la que sabe, ¿cómo ves a esas patatas?“, le espetó el presentador. ¿Perdón? Pues va a tener razón el artículo, ¿no?

Bertín Osborne ha tenido su turno de réplica y no se ha mordido la lengua: el enfado que ha mostrado el andaluz en su intervención en el restaurante madrileño Lavaca ha sido importante. “Esa es una gilipollez propia de cortitos mentales. Parece que estamos en un país de gilipollas con las cosas que se dicen“.

El crooner ha seguido rajando sobre el tema: “Yo no he sido machista en mi puñetera vida. El que lo crea, que le den por el saco, que a mí me da igual. (…) Se publican muchas gilipolleces. Llevo 35 años en esto y he estado muerto dos veces, una en México y otra en Venezuela y a mi madre casi le da un infarto. Quiero decir que no todo lo que se publica se corresponde con la realidad. Eso es una gilipollez igual que muchas otras que se han publicado también. Y al que lo ha publicado le estoy llamando personalmente gilipollas“.

Las preguntas de los reporteros hicieron que el presentador se mostrara cada vez más incómodo: “Yo estoy en mi salsa siempre. Si no estoy a gusto, me voy, como estoy a punto de hacer ahora mismo, porque me está tocando las pelotas la estupidez que me estáis diciendo“.

¿Qué opináis vosotros?