web analytics

Aparece muerta Paula, víctima de una violación en manada, poco antes de empezar su juicio

Han encontrado muerta este pasado domingo a Paula Martínez, la joven de 23 años que hace cinco años fue víctima de una violación en manada. Su tía encontró su cadáver en su domicilio, a falta de pocos meses para que arranque el juicio.

El calvario de la joven comenzó en diciembre del año 2016 cuando con 18 años fue a un cumpleaños frente a su casa, en Florencio Varela (Argentina), Allí la raptaron, la drogaron, la raptaron y la violaron en grupo. Ella denunció a sus violadores, y desde entonces ya no tuvo paz debido a las amenazas de muerte y al hostigamiento constante al que fue sometida desde el entorno familiar de sus agresores.

Los investigadores del caso detuvieron primero a tres hombres, de 29, 30 y 40 años. En 2019 arrestaron a otros dos que vivían en el mismo barrio que la víctima. Aunque la joven explicó que al menos fue violada por siete personas, solo pudo identificar a cinco de ellos.

En marzo de 2022 estaba previsto el inicio del juicio a los acusados, uno de los cuales sigue fugado. Su madre está destrozada desde la muerte de su hija, que apareció colgada de una cadena atada al ventilador de su casa con evidentes signos de haberse suicidado, y asegura que teme por su vida: “No me voy a matar, si me pasa algo es porque me lo hicieron”.

“Estoy destrozada, me abandonaron todos. Ella se quedó sola y así terminó, pedí ayuda a todo el mundo porque ya no podía ayudarla, más que estar ahí con ella. La mataron en vida, son asesinos, como todos los violadores, y ahora la terminaron de matar. Ellos la llevaron a esto”, dijo Sandra, la madre de Paula, en una entrevista en el programa local “Chiche 2021″.

Su madre también reveló que Sandra se encontraba inmersa en un cuadro depresivo y bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico desde que sufrió la salvaje agresión grupal hace cinco años, acrecentado durante todo este tiempo por las vejaciones recibidas por los familiares de los acusados. Paula y su familia realizaron más de 30 denuncias por amenazas, insultos e incluso agresiones.

“Lo único que quiero decir es que sé que ahora ella está en paz y ya no con esa tortura psicológica. Yo voy a luchar para tratar de conseguir prisión perpetua para estos asesinos. Hasta ayer luché para mantenerla con vida. Y no pude. No pude…”, concluyó diciendo Sandra, rota de dolor.