web analytics

Ángel Gabriel, el joven de 37 años asesinado en Barcelona para robarle su patinete eléctrico de 300 euros

Ángel Gabriel Rodríguez Molina, un hombre de 37 años, fue asesinado el pasado domingo en l’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), tras ser apuñalado mortalmente por un individuo que quería robarle el patinete eléctrico en el que se estaba desplazando, valorado en 300 euros.

Ángel Gabriel, de origen ecuatoriano, trabajaba como carnicero y vivía en España desde el año 2002, hace 20 años. Donde conoció a su pareja Ovaldina con quien tenía tres hijos en común, de 4, 5 y 15 años.

Los hechos ocurrieron sobre las 13 horas, cuando un ladrón abordó al joven con la intención de robarle su patinete eléctrico. Él se resistió, y en el forcejeo recibió una puñalada en el pecho. El asesino consiguió llevarse finalmente el medio de transporte mientras la víctima sangraba tirado en el suelo, agonizando, hasta que acabó perdiendo la vida.

Según cuenta su familia, que se encuentra destrozada, Ángel Gabriel había utilizado el patinete para desplazarse al mercado, donde había quedado con su hermana, y estaba volviendo a casa, donde había dejado a su hija mayor a cargo de los más pequeños.

“Si le han matado por un triste patinete pueden volver a matar por cualquier cosa”, comentan sus familiares, quienes también han apuntado que ya le habían robado violentamente otro patinete anteriormente. Pero, esa vez, le empujaron y se lo llevaron a la carrera.

Los Mossos d’Esquadra se encuentran investigando todo lo referente al caso, y buscan al autor del robo y, posterior, apuñalamiento mortal. En principio, todo apunta a que lo que empezó siendo un robo con violencia, acabó en homicidio. El trágico suceso no hace más que aumentar la sensación de inseguridad que se vive en la zona desde hace tiempo.