Ana Rosa Quintana vuelve irreconocible en la nueva temporada de ‘El programa de AR’

La presentadora Ana Rosa Quintana ha regresado a su programa matinal en Telecinco “El programa de Ana Rosa” tras las vacaciones de verano y lo ha hecho con un llamativo cambio de look que ha sido muy comentado en redes sociales, y también con duras opiniones en contra del Gobierno.

La presentadora lucía un nuevo corte y estilo de pelo, lo que ha sorprendido a sus seguidores, la periodista no ha dudado en comenzar el curso arremetiendo con opiniones políticas en contra de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ha dicho que ambos líderes políticos “se han tomado las vacaciones tan en serio que no han hecho nada en dos meses”.

“Dijeron que ‘saldríamos más fuertes’, pero hemos salido enclenques. El laboratorio de eslóganes de Moncloa dice ‘España puede’, pero los datos dicen que tenemos un 24% más paro que hace un año”, comenzaba diciendo Ana Rosa.

Y continúa: “Dicen que los fallecidos son 28.000 pero los estudios del Carlos III hablan 50.000. Nos dijeron que existía un comité de expertos pero solo existían en su imaginación”.

También ha querido hablar de la vuelta a las aulas, donde, según ha opinado, “estudiantes y profesores vuelven los colegios sin saber lo que les espera porque nadie les ha dicho lo que tienen que hacer”.

“Se pide responsabilidad a unos niños y adolescentes que salieron huérfanos de un confinamiento porque no había un Gobierno al volante”. Ana Rosa, sin embargo, exculpaba a las comunidades autónomas: “un Ejecutivo que ha delegado en comunidades que tienen muy poca experiencia”.

Ana Rosa Quintana ha regresado decidida a utilizar El Programa de AR como oposición al gobierno y especialmente a Pablo Iglesias, con el que en el pasado grabó un extenso reportaje conviviendo con él, cuando el político era una figura emergente.

“Unos años atrás un humilde profesor universitario que se llamaba Pablo mostraba en televisión su nómina de 950 euros. Hoy ese profesor que animaba a sus alumnos a subirse a los pupitres del aula es vicepresidente del Gobierno. Ya no enseña la nómina en televisión y en vez de subirse a los pupitres se sube a un coche oficial”.

Pese a las duras críticas de la periodista hacia el gobierno, en Twitter se han centrado en su gran cambio de imagen: