Adoptó a un gato anciano que tenía un tumor, y ahora se dedica a cumplir su “última voluntad”

Este gato se llama Tigger, es bastante mayor a sus 21 años y fue abandonado hace muy poco en una clínica veterinaria. Una heroína sin capa llamada Adriene Buisch decidió adoptarlo para que le hiciera compañía a otro gato de seis años que ya tenía en casa, pero al poco tiempo descubrieron que a Tigger le había salido un tumor del tamaño de una pelota de golf.

Además, presentaba fallos renales bastante graves. Buisch pensó que su destino era dedicarse a hacer lo más feliz que pudiera a este anciano gato… ¡y de qué forma!

12802767_445615005635387_1683188145951679719_n

Cuando Tigger llegó a su casa, su aspecto era el de un gato desnutrido, con un pelaje que apenas brillaba.

1933934_428211384042416_3361124411554634030_n

Gracias a una dieta balanceada, Tigger ha conseguido tener un mejor aspecto. Sus nuevos dueños han tenido que darle alimentos blandos, ya que le faltan algunos dientes.

12321212_453068358223385_6167165752234480717_n

Todos los problemas de salud del gato no le han impedido disfrutar de la compañía de estos nuevos humanos.

12506841_10104268930964978_1286656361_n

De hecho, hace unos pocos días pudo realizar uno de sus planes favoritos: ¡dar una caminata por la playa! 

12305602_10104166575381388_1020885480_n

Incluso se echó una espectacular siesta en la arena.

12286134_10104166637856188_2071218128_n

E hizo muchos nuevos amigos.

12305665_10104166642392098_1616678792_n

También pasó el tiempo con sus humanos.

12311999_10104166570206758_2039060341_n

Hasta que regresaron a casa.

12319240_10104166619732508_377996789_n

Y así es como la vida de Tigger ahora mismo, pasar sus días con dos humanos que se dedican a hacer todo lo posible para que sea feliz, tal y como ha contado Buisch en Facebook:

Con su diagnóstico de insuficiencia renal y el hallazgo de un tumor, decidimos empezar a dejar que haga todas las cosas especiales que le gusta hacer… estar fuera, dormir con nosotros, comer mucha comida, y continuar con las aventuras que trataría de hacer por sí mismo.

12380032_10104203787822358_485727832_n

Buisch espera que su caso inspire a otras personas a adoptar mascotas ancianas. ¿A qué esperáis?